Regalo compartido

Compartir es una forma de amar. Compartimos con aquellos a los que queremos. Ya sean los juguetes cuando somos niños, la comida, el piso o el tiempo, el acto de compartir implica amor.

Las cestas de fruta fresca, chocolates, chuches y gominolas, frutos secos o bebidas de Fashion Fruit no son un regalo egoísta. Son regalos que la persona que los recibe comparte con sus seres queridos y, por ello, se recuerdan más y con mayor gratitud.