¡Buenos días! Y, por si acaso no nos vemos luego: buenos días, buenas tardes y buenas noches. ¿No es increíble “El Show de Truman”? Bueno, pero no hemos venido aquí a hablar de cine, ¡sino de comida!

Y es que ya sabes que hoy es miércoles, que esta semana, nuestro alimento estrella son las nueces… solo hay que unir un poco estos datos para saber lo que viene. ¡Exacto! ¡La receta de la semana!

En Fashion Fruit siempre apostamos por la vida sana y la dieta equilibrada, incluso si estás de vacaciones, que sienta muy bien tomar algo light entre tanto pescadito frito, helado y copas en la sobremesa (como las caipiriñas que preparábamos el lunes… mmm… qué rico).

Ya te hemos contado en nuestra cuenta de Google + y en nuestras stories de Instagram, los increíbles y múltiples beneficios que tienen las nueces (reduce el riesgo de obesidad y de diabetes, de cáncer de mama y de próstata, nos pone de mejor humor, etc, etc, etc), y hoy te traemos algunas formas de aplicar este alimento en nuestra dieta, de maneras originales y, sobre todo, muy sanas y ricas. ¡Vamos a ello!

Hoy traemos un menú completo a base de nueces (no es recomendable comerlo todo el mismo día, pues puede ser que nos canse y/o que sea un poco pesado): de primero, una ensalada de naranja, jamón serrano y nueces; de segundo, conejo en salsa de nueces; y de postre, una tarta de queso con nueces. ¿No suena todo delicioso? ¡Pues manos a la obra!


Ensalada de jamón, naranja y nueces

ensalada de naranja y nueces

¿Qué necesitamos?

  • Lechuga al gusto (brotes, Iceberg, rúcula…)

  • 1 naranja grande

  • 12 nueces

  • 100 gramos de jamón (serrano, ibérico, de pato…)


¡Manos a la masa!

Para esta receta, únicamente tenemos que preparar los ingredientes:

  • lavar la lechuga

  • cascar las nueces y pelarlas

  • sacar el jamón 30 minutos como mínimo de la nevera para que saque la grasa

  • pelar la naranja (intenta que quede la menor parte “blanca” posible).

Después de esto, ponemos de base la lechuga, y colocamos al gusto el resto de ingredientes. Para aliñarla, lo mejor es hacer una vinagreta con vinagre de módena, aceite de oliva virgen extra y un poco de sal, para dejarle el protagonismo al resto de ingredientes.

Conejo en salsa de nueces

conejo con salsa de nueces

¿Qué necesitamos?

  • medio conejo

  • 50 g de nueces

  • 2 dientes de ajo

  • una rebanada de pan de molde

  • un chorrito de vino blanco (el jerez también le queda bien)

  • un vasito de caldo de verduras

  • sal, pimienta

  • aceite de oliva


¡Manos a la masa!

Lo primero que haremos será cortar el conejo en trozos y salpimentar al gusto. Luego, en una sartén mediana o grande, pondremos un poco de aceite a fuego medio y lo doraremos.

Cuando esté bien dorado, lo retiramos.

Picamos el ajo y cortamos el pan en dados para, después, echarlos en la sartén, con el mismo aceite que hemos utilizado para dorar el conejo. Cuando estén dorados, volvemos a colocar el conejo, y echamos las nueces y el chorrito de vino, hasta que este se reduzca.

Una vez esto pase, echamos el caldo, tapamos la sartén, y lo dejamos a fuego bajo durante tres cuartos de hora, tiempo suficiente para que el conejo quede bien sabroso y se reduzca el caldo.

Serviremos este plato caliente.

Si no te gusta encontrarte tropezones en la salsa, puedes triturarla, pasándola por la turmix y, después, volviendo a ponerla en la sartén para terminar de reducirla.

¡Un plato exquisito, perfecto para cualquier día y para días de festividades como, por ejemplo, Navidad!

Y por último…


Tarta de queso con nueces y miel

tarta de queso con nueves y miel

¿Qué necesitamos?

  • una lámina de masa quebrada fina (la podemos encontrar en cualquier supermercado)

  • 200 de gramos de mascarpone

  • 200 gramos de nata líquida, que sea para montar

  • 3 gramos de  láminas de gelatina (sin sabor)

  • 120 gramos de nueces

  • ocho cucharadas de miel (si es posible líquida)

  • una cucharada de azúcar

(como podemos ver, muy light no es la receta, pero por un día podemos darnos el capricho)


¡Manos a la masa!

Para empezar, es una receta en la que usaremos el horno, por lo que lo precalentaremos a 190ºC, con calor por arriba y por abajo. Luego pondremos la gelatina en un bol de agua, para que se hidrate.

Ahora vamos a forrar un bol de horno con la masa quebrada y, atentos ahora, antes de meterla en el horno, la pincharemos con un tenedor un par de veces, para que no se infle y, en segundo lugar, colocaremos una bolsa o un papel film lleno de legumbres para que no se encoja la masa. Una vez hayamos hecho esto, vamos a meter el recipiente en el horno 10 minutos.

Mientras tanto, vamos a caramelizar las nueces, echándolas, junto con el azúcar, en una sartén. Así conseguimos el rico sabor del caramelo son unas nueces tostadas.

Montamos la nata. Después de esto, vamos a juntar, en un bol esta nata, el queso y la mitad de la cantidad de la miel y, por último, la gelatina que ya habremos escurrido y derretido unos segundos en el microondas.

¡Ya lo tenemos todo! Ahora solo hay que verter la mezcla sobre la masa, poner sobre esta las nueces y el resto de la miel, ¡y a la nevera durante dos horas!


Pues esto sería todo por hoy. ¿Qué te han parecido estas recetas? Esperamos que las disfrutes muchísimo.