rambutan-grande

De la familia de los litchis, el rambután también es conocido como “litchi peludo”. Es una fruta dulce y agradable al paladar como el mangostán aunque muy similar en consistencia a las uvas. En Centroamérica lo llaman “mamón chino” y el nombre de rambután procede de rambut, palabra malaya que significa pelo.

Esta fruta tropical originaria de Indonesia ya se ha extendido prácticamente por todo el mundo y ya se cultiva en muchos otros países como India, Tailandia, Ecuador, Costa Rica o Australia y tiene mucho éxito en países como China. Su nombre se debe a su extraño aspecto, que lo diferencia y hace que destaque entre el resto de frutas. Actualmente se comercializan tres variedades distintas de esta fruta: See Matjan, Seelengkeng y See Konto.

¿Cómo es mejor comerlo?

El rambután es el fruto de un árbol de tamaño mediano y hoja perenne que agrupa los frutos en racimos de diez frutos.

Es una fruta dulce y fácil de comer, tan sólo hay que partirla por la mitad y quitar el hueso central. Es muy popular en la cocina oriental, donde es mejor comerla sola o bien como ingrediente de postres dulces, ensaladas, sopas, batidos, zumos, jaleas o yogures. Si se come tal cual debemos quitar la piel. Su sabor encaja perfectamente con el de las carnes blancas como el pollo, pavo, pato o cerdo.rambutan-varios

¿En qué época del año debemos comprarlo?

Es un fruto que podemos comprar todo el año pero es importante que al comprarlos nos fijemos bien en que sus espinas o vello sean firmes y que no tengan ningún tipo de contusión. Si se dejan a temperatura ambiente y sin envasar rápidamente se secan por lo que lo mejor es mantenerlos dentro de bolsas de plástico con algunos agujeros para evitar que se deterioren. En estas condiciones pueden aguantar como máximo un mes.

A la hora de consumirlos los dejaremos un rato a temperatura ambiente. Una buena idea para que aguanten más tiempo sin ponerse malos es guardarlos en la nevera protegidos por papel transparente o bien congelarlos.

Beneficios para nuestro cuerpo

Durante muchos años el rambután se consideró medicinal en algunas tradiciones. Principalmente en Malasia e Indonesia se utiliza desde hace cientos de años como medicina complementaria para los tratamientos de diabetes e hipertensión.

Un alto porcentaje de su composición es agua aunque también tiene hierro, calcio, niacina o tiamina. Tiene bajo contenido en socio y es rico en vitamina C, ácido fólico, potasio y fibra. Eso sí, es una fruta tremendamente calórica por su alto contenido en hidratos de carbono.

Teniendo en cuenta su alto contenido en potasio el rambután no está aconsejado para personas con problemas de riñón o insuficiencia renal.

Gracias a que contiene altas cantidades de hierro el rambután se utiliza como solución contra la anemia, los mareos y la fatiga. También se utiliza para adelgazar por su contenido en fibra, excelente para la digestión del organismo.

Tanto como alimento como en forma de mascarilla el rambután es excelente para la salud de nuestro cabello y también tiene beneficiosos efectos sobre nuestra piel puesto que la deja suave y flexible. 

rambutan-plato