proteinas

¿Estás harto de oír hablar de las proteínas vegetales como sustitutivo de las proteínas animales para las dietas veganas y vegetarianas? Pero, te preguntarás, si yo no sigo una dieta de este tipo, ¿en qué me benefician a mí? ¡Hoy te lo explicamos!

Que uno de los mayores problemas dentro de la contaminación del planeta son las emisiones de metano por parte de la ganadería y la agricultura industrial, ya lo contábamos en el último post de cómo cuidar el planeta. Sin embargo, hoy venimos con otro tema, relacionado, pero diferente. Si los animales son nuestra principal fuente de proteínas y no los comemos, ¿de dónde sacaremos las proteínas vegetales?

Proteínas animales

Las proteínas animales son a las que la mayoría de las personas recurrimos para saciar nuestra dieta. Vienen de los huevos, los lácteos, la carne y el pescado. Por orden, el mejor consumo ha de basarse en huevos, pescado, carne y, por último, lácteos (sin contar con la leche materna que, durante la lactancia, es la mejor proteína que podemos tomar).

Pero siempre hemos oído que la leche es necesaria para que los huesos crezcan fuertes y sanos, ¿no es verdad? Sí, porque tiene mucho calcio, pero no es lo único que contiene; si lo piensas con lógica, la leche de vaca es su “leche materna” y está pensada para convertir a un animal de 35 kilos en uno de 180, que no es lo que nosotros buscamos,

A partir de aquí, la principal ventaja que tienen las proteínas animales sobre las vegetales es que son fuentes de aminoácidos esenciales. Para aclararnos, hay dos tipos de aminoácidos, los esenciales y los no esenciales. Los esenciales son aquellos que no produce el cuerpo y, por ello, necesitamos consumirlos; los no esenciales son aquellos que crea nuestro propio organismo y, por tanto, no tenemos que consumir.

Para conseguir estos aminoácidos esenciales con una dieta sin carne y/o pescado, tenemos que mezclar varios alimentos, como pueden ser las legumbres y los cereales integrales o los vegetales y el huevo. En las dietas veganas, por lo general, son propiedades que tienen más complicado encontrar

Proteínas vegetales

lentejas

Las proteínas vegetales, como hemos hablado, son la otra opción, que se encuentran en alimentos como:


  • Legumbres (garbanzos, lentejas, judías, habas…)

  • Semillas de chía

  • Tofu

  • Anacardos

  • Tempeh

  • Soja texturizada

  • Cereales y pastas integrales

  • Frutos secos oleosos: como cacahuetes o nueces.

Como puedes observar, es mucho más fácil tomar este tipo de proteínas, por ejemplo en un tentempié (una bolsa de frutos secos o un poco de hummus con zanahoria o con pan integral).

Pero, aparte de esto, ¿qué ventajas tienen sobre las proteínas animales?

  1. Contienen menor cantidad de una propiedad llamada “purina”, que fuerzan y desgastan al hígado a la hora de realizar su función de filtrar.

  2. Las grasas que contienen estos alimentos son insaturadas, al contrario que las de origen natural, que, por lo general, son saturadas.

  3. El colesterol ya no es un problema, ya que no contienen colesterol malo.

  4. Tienen un alto contenido en fibra, regulando el tránsito intestinal.

  5. Facilitan la digestión

  6. Facilitan la dieta hipocalórica, que es la recomendada.

  7. Ayudan a nuestra economía, ya que es mucho más barato un bote de lentejas, que te dura para dos o tres porciones, que un filete de ternera.

  8. Mejoran la salud del planeta. ¿Sabías que un vegetariano consume 3 veces más recursos que un vegano, y una persona que come carne y pescado hasta 18 veces más?

Desde Fashion Fruit nunca hemos tachado a las personas que comen carne y, en nuestra organización, muchos de nosotros lo hacemos, pero bien es cierto que, por nuestro bien y el de los que nos rodean, lo mejor que podemos hacer es reducir esta ingesta, que no es un problema ya que tenemos muchos productos sustitutivos.