Para mantener una buena salud los expertos en nutrición recomiendan tomar cinco raciones de frutas y verduras al día. Son muchos los estudios que muestran cómo el consumo de frutas y vegetales disminuye el riesgo de accidentes cerebrovasculares, la cardiopatía y ciertos tipos de cáncer. Las manzanas y las naranjas por ejemplo no pueden faltar en nuestra dieta, son bajas en calorías y grasas y a la vez una buena fuente de azúcares naturales, fibras, vitaminas y nutrientes.

Teniendo en cuenta estos datos, ¿qué hay mejor para regalar que una cesta de frutas con productos frescos y saludables? Por si aún no lo tienes del todo claro, a continuación os mostramos una serie de razones por las que regalar una canasta de frutas es un acierto seguro, un regalo perfecto:

  • Es el regalo más saludable que puedes hacer: a pesar de que es cierto que lo recomendable son cinco piezas de frutas y verduras al día la mayoría de la gente no lo cumple pero está claro que si colocamos una canasta de fruta en una cocina o en la sala de descanso del trabajo no durará demasiado, es la comida perfecta entre horas.
  • Barata y en tu casa en apenas 24 horas: con un presupuesto moderado sigue siendo posible regalar una cesta de frutas, lo que la convierte en una buena opción para clientes de negocios, amigos, familiares, etc. Además, se pueden enviar sin problema a cualquier sitio y a cualquier hora.
  • Es una oferta muy variada: sea como sea la cesta en cuanto a aspecto y tamaño, son muy completas y pueden ir acompañadas de un montón de cosas, desde galletas a café, queso, o vino.
  • Perfectas en cualquier ocasión: una cesta de frutas es un buen regalo siempre: por Navidad, para regalar en un cumpleaños, para dar las gracias…es un regalo que siempre gustará a su destinatario.
  • Es muy original: además de ir bien en todas las celebraciones, se trata de un regalo muy original que sus destinatarios siempre recordarán.
  • En realidad son dos regalos en uno: cuando se regalan este tipo de cestas la fruta es la principal protagonista pero los soportes que se utilizan suelen servir como objetos decorativos.
  • Se convierte en el regalo perfecto para estancias hospitalarias: ya sea por el nacimiento de un bebé o por una recuperación, regalar fruta en lugar de flores es una alternativa estupenda ya que puede permanecer en la habitación durante todo el día, decorando con su aroma y color la sala, hasta que se prueban las deliciosas frutas y se transforman en una importante fuente de energía.
  • Regalar fruta es regalar salud: la última pero no la menos importante, la salud es lo primero, y regalando salud el mensaje es claro y muy directo.