mercado-fruta-grande

Poco a poco con el avance de las nuevas tecnologías nos hemos ido acostumbrando a hacer muchas cosas a través de Internet aunque hay que admitir que comprar productos perecederos como fruta, verdura o carne es algo que en general nos cuesta un poco más.

En España el comercio electrónico está a la orden del día, tanto es así que un tercio de los consumidores españoles ya reservan alojamientos, compran vuelos y también ropa por Internet sin ningún problema, tanto a través del ordenador como de sus dispositivos móviles.cerezas-fruta-peque

Pero el mercado de los alimentos sin duda va a un ritmo más lento. Puede ser porque pensemos que los productos van a llegar en mal estado o porque preferimos manipularlos personalmente a la hora de adquirirlos, pero lo cierto es que aunque el mercado es claramente más lento poco a poco va afianzándose, siendo ya de un 1,1% el gasto de los españoles en gran consumo.

De acuerdo con los datos del Estudio sobre tendencias en la distribución 2016 realizado por la consultora Kantar, adquirir productos frescos a través de Internet es la gran asignatura pendiente de los consumidores españoles. Por el momento lo que más se compra según sus datos son productos lácteos, productos de higiene del hogar, embutidos, cerveza o vinos. En último lugar se situarían los productos frescos como la carne, el pescado, la fruta o la verdura.

La merma en la calidad es la principal preocupación de los consumidores, seguido por el problema de no poder examinar las piezas por sí mismos. Pero lo cierto es que esa preocupación está también en los empresarios, que hacen especial hincapié en que los alimentos frescos lleguen en perfecto estado a los hogares. Teniendo en cuenta que conocen ese miedo por parte de los consumidores, las empresas que venden productos frescos por Internet en España están de acuerdo en realizar devoluciones en caso de que el producto no llegue a casa de sus consumidores como ellos esperaban.

Respecto al miedo a que elijan mal las piezas de fruta o verdura por ejemplo, las empresas especializadas como Fashion Fruit cuentan con personal dedicado exclusivamente a la compra de productos frescos, que cuentan con un conocimiento mucho mayor que los consumidores a la hora de elegir una u otra pieza.

La seguridad alimentaria es otra de las preocupaciones de las que las empresas de envío de productos frescos a domicilio como la nuestra se ocupa, respetando de forma rigurosa la cadena del frío y ofreciendo también los mejores embalajes para que el producto llegue en perfectas condiciones.fruteria-peque

¿Comprar productos frescos por Internet es más caro? 

Depende un poco de cómo se plantee, se puede considerar más caro o más barato comprar productos frescos por Internet puesto que aunque es cierto que en la mayoría de las tiendas online hay que pagar gastos de envío, cuando acudimos al supermercado no somos conscientes de que gastamos también, por ejemplo en gasolina o en el ticket del parking.

En el caso de los gastos de envío además, como no es algo a lo que el consumidor español esté acostumbrado, son muchas las tiendas y supermercados online que apuestan por la entrega gratuita a partir de una determinada cantidad de dinero.

Otra ventaja que sin duda tiene comprar online es poder realizar la compra de productos desde nuestra casa sin necesidad de adaptarnos a los horarios de los establecimientos, que demasiadas veces coinciden con el horario laboral. Además, comprando de forma habitual en la misma web muchas empresas ofrecen la posibilidad de guardar la selección como una plantilla modificable, lo que hace que el pedido pueda ser más rápido, estar a un simple clic de distancia.