physalis-grande

Originaria de las zonas más cálidas de Sudamérica, el physalis es una fruta exótica que también responde a los nombres de uvilla, alquequenje, aguaymanto, tomate silvestre o tomatillo. Este alimento es el fruto de la uchuva, un arbusto de la familia de las solanáceas, y se caracteriza por ser una pequeña baya redonda, carnosa, amarilla y dulce pero ligeramente ácida de aproximadamente 1,5 centímetros.

Su mayor peculiaridad es que está cubierta casi por completo con un capacho con cinco sépalos que protegen a la fruta tanto de los insectos y pájaros como de patógenos y las condiciones climáticas más extremas.

Conocida por los europeos desde los tiempos de Cristóbal Colón, cuando fue descubierta en Sudamérica, a día de hoy se cultiva en los países de temperaturas cálidas, entre ellos el sur de España.

¿Cómo es mejor comerlo?

Gracias a su alto contenido en fibras, vitaminas A, B y C, y minerales como calcio, hierro y fósforo, esta fruta ha conquistado prácticamente los mercados de todo el mundo.

physalis-planta

El physalis ofrece muchísimas posibilidades a la hora de tomarlo: puede ser natural, en conserva, en mermelada, en zumo o en almíbar y también formar parte de todo tipo de preparaciones culinarias. Aunque suele utilizarse especialmente como elemento decorativo en postres, tartas y helados también se utiliza para preparar yogur, glaseados o chutneys y a su alto contenido en pectina lo convierte en el fruto ideal para mermeladas y salsas. 

¿En qué época del año debemos comprarlo?

La mejor época para disfrutar de este fruto es a finales de verano y principios de otoño puesto que su época de maduración es entre agosto y noviembre.

Debemos buscar siempre los frutos firmes, de color uniforme y sin golpes. Para comprobar su grado de madurez podemos eliminar la membrana que recubre la fruta. Es importante también fijarse en el brillo de la baya dentro del envoltorio, que indica que está en buen estado.

physalis-macedonia

Lo ideal es que cuando los tengamos en casa los guardemos en la nevera a mínimo 4 grados.

Beneficios para nuestro cuerpo

El physalis es rico en vitamina C, lo que ayuda a eliminar la albúmina de los riñones, reconstruir y fortificar el nervio óptico y ser eficaz en el tratamiento de las afecciones de boca y garganta.

Gracias a sus propiedades antioxidantes purifica la sangre y mejora el funcionamiento del sistema inmunológico. Es asimismo utilizado como tranquilizante natural por su alto contenido en flavonoides.

Este fruto sí pueden comerlo los diabéticos al tratarse de una fruta baja en calorías, lo que también la hace adecuada para las dietas. De hecho, para mejorar la glucemia en la diabetes se recomienda tomar cinco physalis licuados en un vaso de agua todos los días en ayunas puesto que se calcula que en menos de una semana la curva de glucemia mejora.

Con 200 gramos de physalis cubriríamos el 100% de nuestras necesidades de vitamina A diarias, el 75% de las necesidades de vitamina C y un 60% de las de fósforo.

physalis-membrana