tarta-boda-grande

Como ya sabéis, en este blog publicamos muchos posts con relación a las bodas y a sus tradiciones, como pueden ser el origen del anillo de pedida. Esto es porque en Fashion Fruit creemos que este día y su organización tiene que ser perfecto y queremos ayudarte a ello, de alguna manera, explicándote las tradiciones de los símbolos más representativos de este día.

Hoy nos vamos a centrar en el ramo de flores que lleva la novia. ¿A cuándo se remonta? ¿Por qué un ramo de flores y no de otro producto? ¿Qué ramo de novia es el mejor para ti? ¿Hay tiendas especializadas en ellos? Vamos por partes.

En primer lugar, vamos a profundizar un poco en la historia, para ver de dónde viene esta tradición. Se cree que, en las civilizaciones antiguas, los ramos de flores no eran de flores, sino de hierbas aromáticas (tomillo, menta, romero) y ajo, que servían para alejar a los malos espíritus y, cuando acababa la ceremonia, se entregaba  como una ofrenda a los dioses para asegurarse de que su matrimonio sería bueno y feliz y que tendrían una descendencia sana y abundante. En otras culturas, se creía que estas hierbas tenían poderes afrodisíacos y por lo tanto, se las comían los novios.

Sin embargo, poco a poco, las hierbas se fueron sustituyendo por flores aromáticas. Y a partir de aquí viene la tradición de las flores, ahora tan glamurosa y, en aquel entonces tan necesaria. ¿Que por qué? ¿Cada cuánto tiempo crees que se daban un baño por aquel entonces? Pues, por si no lo sabías, el primer baño después del invierno era en mayo. ¿Te puedes imaginar el olor? Por lo tanto, mayo y junio pasaron a ser los meses de boda por excelencia. Sin embargo, como el olor en junio ya era de bastante notoriedad, las novias llevaban enormes ramos de flores aromáticas.

Poco a poco, esta tradición se fue expandiendo más y más, sobre todo por Europa, hasta nuestros días. En cuanto a la tradición de tirar el ramo, esto se debe a que en el siglo XIV en Francia empezó a ponerse de moda la tradición de correr tras la novia, después de la ceremonia, para quitarle la liga. Par evitar esto, que con los enormes y pesados vestidos que llevaban en aquella época tenía que ser bastante difícil, se las quitaban ellas mismas y las tiraban, atadas al ramo. Además, tenían la superstición de que la que cogiese el ramo tendría buena suerte y sería la próxima en casarse.

Una vez que conocemos el origen del ramo de novia, vamos a hacer un breve resumen 

ramo-boda-peque

de cuáles son los distintos tipos que existen:

  • Ramo Bouquet: estos son los ramos de novia por excelencia más solicitados y que no pueden faltar en un catálogo de ramos de flores para novias. Se distinguen por su forma redondeada, de 30 centímetros de diámetro, más o menos, y porque las flores que lleva, en general, son de tamaño pequeño o mediano. Suelen llevarse en ocasiones en las que la novia lleva un vestido de corte de princesa.

  • Ramo domo: en este caso, el ramo tiene un tamaño medio, con flores con tallo sujeto con una tela. Esta tela tiene, por lo general, un sentido o un significado especial, como puede ser un encaje antiguo o que sea del mismo texto con el que ha sido confeccionado el vestido. Además, suele llevar un objeto pequeño colgado que represente a un familiar querido. Suelen llevarlo las novias que llevan un vestido de corte de sirena o de largo corto. Suelen ser muy sencillos y elegantes.

  • Ramo silvestre: muy de moda en la actualidad por su estilo hippy y vintage. Las flores que llevan estos ramos son de temporada, no muy ostentosas, que puedan cogerse en el campo y que representen a

  •  la novia. Suelen combinarse con plantas de distintos tipos. Las novias que lo llevan tienen un estilo muy propio y el vestido y, la boda en general, será hippy o bohemia.

  • Ramo asimétrico: estos ramos dan una sensación de pensarse muy poco (aunque en realidad es todo lo contrario), y es perfecto para aquellas novias que quieren dar la sensación de no darle tanta importancia a cosas como el ramo. Las flores suelen ser de estilo variado y en tonos pastel. Las novias que lo llevan suelen llevar vestidos con tejidos con mucha caída.

  • Ramos de presentación: estos ramos son perfectos para bodas muy clásicas. Las flores suelen tener un tallo largo, y las novias cogen el ramo de lado, como enseñándolo a los invitados. Suelen tener colores variados, incluyendo colores más oscuros como el granate. Las novias suelen llevar vestidos vinage .

  • Ramos en cascada: habían sido muy olvidados pero, poco a poco, se usan más en bodas clásicas. Las flores suelen ser orquídeas de colores. Van muy bien con novias bajitas, puesto que alargan la figura. Los vestidos que suelen llevarse serán ostentosos y con mucha cola.

  • Ramos largos: parecidos al domo, se diferencian en que el tallo

  •  suele ser más largo, haciendo su presencia mucho más imponente. El vestido vintage es el que mejor va en estos casos. Además, es perfecto para las novias altas.

Una vez que ya tenemos pensado el ramo que más nos gusta y q

¿Te ha sido útil este post para elegir el ramo de flores que llevarás en un día tan especial?