El jueves, 19 de febrero, se festeja el Año nuevo chino, una de las celebraciones chinas más importantes. De acuerdo con su calendario el año 2015 es el 4713 y corresponde al Año de la Cabra. En la víspera del Año Nuevo chino la gente visita a sus familiares y amigos, les lleva regalos y les ofrece buenos deseos. Este acto lo que hace además es reforzar el sentimiento comunitario, de hermandad.

El período de celebraciones se inicia el día de Año Nuevo y termina con la Fiesta de las Linternas, que se celebra el decimoquinto día del primer mes, que este año es el 5 de marzo y es una celebración familiar en la que toda la familia se reúne para jugar y hacer distintas actividades cuya culminación es el encendido de las linternas, que simbolizan la despedida de lo viejo y la bienvenida a lo nuevo. Las miles de coloridas linternas alumbran la noche.

El calendario lunar chino

Al contrario que en Occidente, donde nos regimos por el calendario gregoriano, tanto China como Corea, Japón y Vietnam utilizan el calendario lunar, cuyo fin de año oscila entre finales de enero y mediados de febrero. El calendario lunar chino incorpora el ciclo lunar y la posición del sol.

De acuerdo con la leyenda se remonta al año 2.600 a.C., cuando el emperador Shih Huang Di, también conocido como Emperador Amarillo, comenzó el primer ciclo del zodíaco chino y nombró un animal para representar cada año en el ciclo de doce años. Así, cada siglo está compuesto de sesenta años, lo que explica porqué se encuentran ya en el año 4713. Los animales representados determinan también la personalidad de los nacidos bajo su signo.

Origen del Año Nuevo chino

El Año Nuevo chino o Fiesta de la Primavera, es una festividad muy antigua cuyos orígenes se remontan a rituales en los que se veneraba a los antepasados. Existen dos versiones distintas sobre su origen.

La primera de ellas afirma que en la antigüedad había un terrible monstruo llamado “Nian” que en la última noche del año lunar iba por las aldeas buscando personas para saciar su hambre. De acuerdo con la leyenda una de esas noches Nian llegó a una aldea y al ver a dos jóvenes pastores jugando con látigos se asustó por los chasquidos y huyó aterrado. En otra aldea cercana vio cerca de una casa una prenda de ropa roja tendida y al no saber lo que era huyó también. En la tercera aldea la luz de los faroles de una casa lo deslumbró y le hizo huir de nuevo. Así es como los aldeanos supieron lo que el monstruo temía. Poco a poco se convirtió en la forma de celebrar el Año Nuevo lunar. 

Según la otra versión el origen de esta fiesta está relacionado con la agricultura porque el símbolo chino “nian” significa año y los cereales se cosechan una vez al año. Así, con el tiempo se empezó a asociar el comienzo del año lunar con la reanudación de las labores agrícolas y al celebrar la fiesta se pide que vengan buenas cosechas.