regalos-grande

Los regalos transmiten un mensaje a otra persona sin necesidad de palabras, se trata de una costumbre que lleva mucho tiempo con nosotros, inherente a todas las sociedades humanas. Pero lo cierto es que aunque nos encante que nos regalen nos hace más ilusión regalar.

¿Regalador o regalado?

A pesar de que todos seamos al mismo tiempo “regaladores” y “regalados” la verdad es que no siempre sabemos utilizar nuestra experiencia siendo regalados para acertar regalando.

De hecho, de acuerdo con un trabajo publicado por el “Journal of Experimental Psychology” los beneficios de hacer un regalo muy pensado y escogido son mayores para la persona que lo hace debido a que el buen regalador es narcisista y plasma una parte de sí mismo en el regalo que da.

Otro estudio publicado en el año 2006 por la revista “Proceedings of the National Academy of Sciencies” demostró que nuestro cerebro activa ciertas áreas de bienestar cuando hacemos un regalo, lo que implica que los beneficios cerebrales son mayores cuando damos un regalo que cuando lo recibimos.mujer-sorprendida-peque

El género también influye mucho. Una encuesta británica asegura que las mujeres ejercen en más ocasiones de regaladoras, hacen un 84% de regalos frente al 61% que los reciben. Además, apenas un 16% de hombres regalan sin la ayuda de una mujer y solamente un 4% de hombres regala a otros hombres.

Aprender a hacer regalos

Lo que también es cierto es que muchas personas no saben hacer regalos. Desde pequeños se nos enseña a aceptar los regalos, disfrutar de ellos y poner buena cara incluso cuando no nos gustan pero tan sólo se tiene en cuenta una parte de la ecuación, la de la persona que recibe.

Para aprender a hacer un regalo es importante entender lo que implica regalar, no se trata sólo de comprar sino de comunicar. Cuando hacemos un regalo le estamos haciendo llegar a la otra persona un mensaje con un significado determinado y unos propósitos.

Un regalo puede contar una historia, hacer una promesa…dice tanto de quien lo da como de quien lo recibe, muestra la relación que une a esas dos personas.

Y tú, ¿eres más de los que regala o de los que son regalados?