Llega el viernes y, como cada semana, te proponemos una serie de consejos que pueden ayudarte en tu día a día a llevar una salud excelente basado en factores saludables para tu mente y para tu cuerpo.

Esta semana queremos proponerte una serie de consejos que pueden ayudarte a la hora de una tarea semanal a nivel internacional: la lista de la compra. Y es que, aunque parezca que no, el ir al supermercado y comprar la comida con la que te vas a alimentar en los próximos días, es algo que, si no llevas organizado, puede acabar con tu despensa hecha un desastre.

Llega un momento en la vida en la que tenemos que ir a la compra solos y, si no sabemos cómo hacerlo, podemos hacer que nuestra alimentación se base en productos malos para nuestra salud. ¿Cuáles son las bases para hacer la compra? Pues, lo primero que debemos llevar SIEMPRE es la lista.

¿Por qué es tan importante la lista de la compra?

Nos ayuda a tener organizados lo que queremos comprar. Si no llevamos lista, la memoria juega en nuestra contra: es muy probable que compremos más de lo que necesitamos o que se nos olvide algo realmente necesario.

Además, a la hora de fijar un presupuesto para la compra semanal (según un estudio, la media española gasta 120 € mensuales por persona a la hora de comprar alimentos), es mucho más fácil hacerlo si tenemos una lista.

Por lo tanto, ¿qué procedimiento debemos seguir?

En primer lugar, lo mejor que podemos hacer, es crear un menú semanal de lo que queremos comer. De esta manera tendremos claro lo que necesitamos realmente. Apunta lo que te falte en la nevera/despensa. Además, tener una lista nos ayudará a controlar nuestra dieta y nuestra ingesta de calorías diaria.

No compres en exceso. Muchas veces vamos al supermercado con una idea y salimos con muchos productos más por “darnos un capricho”. De vez en cuando un capricho está bien. Pero no te líes a añadir cosas a la cesta de la compra como si fuera a empezar una guerra,

Compra siempre productos de temporada. Ya sabéis que en Fashion Fruit apostamos siempre por productos naturales, de temporada, ecológicos y de comercio justo. Los productos de temporada no tendrán solo mejor sabor, sino que además, saldrán mucho más económicos.

Calcula el precio de los productos. Primero antes de salir de casa. SI hay algún producto que sea sustituible por otro, ten en cuenta el precio. Por ejemplo, si quieres hacer berenjenas rellenas, la berenjena es sustituible por el calabacín así que apúntate algo como “Si el kilo sale a más de 3€, cambiar por calabacín”. Además, muchos productos vienen en paquetes, haciéndonos creer que así son más baratos. Pero puede que te salga el tiro por la culata. Así que, abre la calculadora de tu teléfono y calcula si te sale mejor un paquete o la misma cantidad individualmente.

Déjate aconsejar. Pregunta al profesional (normalmente solo puedes hacerlo en sitios especializados, porque los reponedores de los supermercados no suelen tener ni idea), cuál es el mejor producto para consumir y cómo debes cocinarlo para sacarle mayor partido.

Promociones. Aquí nos enfocamos en las grandes superficies. TODOS los supermercados de España (por no decir del mundo) tienen ofertas (3x2, segunda unidad al 50%, descuento de productos que se van a caducar…). ¡Aprovéchate y dale un respiro a tu bolsillo!

Ve saciado. Esto lo habrás escuchado mil veces, pero es verdad: ¡Nunca vayas a hacer la compra con hambre! Es una decisión terrible, porque comprarás de todo, y además casi todos los productos que compres serán insanos e industriales. Lo más rápido y que más llene. Lo mejor es ir los fines de semana por la mañana, o después de comer.

Haz la compra por la página online. Lo haces desde casa y te lo llevan hasta la puerta. ¿Qué más puedes pedir? Así evitas colas y tentaciones. ¡Y muchas veces no te cobran gastos de envío!

Cuidado con los niños. Esta es una cuestión como poco peliaguda. Por un lado, tenemos que enseñar a los niños a hacer la compra desde pequeños, que se acostumbren a las tareas domésticas y para poder introducirles en por qué se compra una cosa y no otra, enseñarles a fijarse en los nutrientes que tienen los alimentos, las calorías, etcétera. Por otro lado, el marketing está hecho para atraerles a ellos. Las bolsas de golosinas mientras esperas en la cola o los llamativos envoltorios del chocolate. Lo mejor es advertirles antes de salir en que no vais a comprar ese tipo de productos o que solo compraréis una cosa que él o ella elija.

Por último, archiva todos los tickets para poder llevar un recuento de lo que te has gastado, para poder ver si eso era lo que necesitabas o si has comprado de más o de menos. Además, muchas veces a partir de cierto volumen de compra te regalan tickets descuento. ¡Atento a eso también!

Pues estos son los consejos que te damos desde Fashion Fruit para realizar tu lista de la compra. Esperamos que os hayan servido. ¡No dudéis en comentar!