cocina-grande

Hace poco os hablábamos del reciclaje de cajas de fruta o tarros de cristal para dar un toque distinto a la decoración vuestro hogar.

Esta vez nos centraremos en mostraros las posibilidades que ofrecen las botellas de plástico, algo que todos tenemos en casa y que tiene muchísimos más usos de los que podríamos imaginar.

  • Caja de regalo: suena más difícil de lo que es en realidad. Como podéis ver en este enlace es tan sencillo como cortar una botella de agua, alisarla un poco con un rodillo y ponerle un bonito lazo, se convertirá en un envoltorio genial para nuestro regalo.  
  • Macetero: sencillo, útil y divertido. Corta la parte inferior de una botella de dos litros. Añade la tierra y las semillas. Después, utiliza el tapón de la botella para que haga de nariz y dibuja los ojos en dos pegatinas.
  • Ordenar anillos y pendientes: utiliza el fondo de varias botellas para convertirlo en mini bandejas en las que dejar tu bisutería. Une todas las bandejas verticalmente pegándolas a un palo y decóralas a tu gusto. 
  • Cubo donde dejas las pinzas de la ropa: las garrafas de agua también se pueden reutilizar, sino que se lo digan a este genial cubo para las pinzas de la ropa. Lo primero que tienes que hacer en este caso es limpiar la garrafa, quita las pegatinas y corta la parte superior, la de la boquilla. Coloca en los laterales una cuerda haciendo cuatro agujeros en la garrafa para que te sirvan de asas y finalmente decora también el borde de la garrafa para que no corte.
  • Maniquís para colgar nuestra bisutería: las botellas de detergente también pueden reciclarse, en este caso para convertirse en el lugar en el que colgamos nuestra bisutería. Lo agua-pequeprimero que debemos hacer es lijar el envase, después lo cubriremos con trozos de papel madera que pegamos con cola. Luego lo pintamos como más nos guste y finalmente colocaremos los brazos y la “cabeza” del maniquí, que serán también de madera. Pegamos todo a una varilla y lo barnizamos.
  • Lámpara: Los colores de las botellas también nos pueden dar bastante juego. Para hacer esta preciosa lámpara inspirada en la naturaleza cortaremos hojas de botellas de distintos colores y las iremos uniendo con cola y alambre para formar un enramado alrededor de la bombilla. Una idea fácil y tremendamente original que queda genial.
  • Monedero: Para convertir una botella de plástico en un original monedero tan sólo necesitaremos los culos de dos botellas, que uniremos entre sí con una cremallera. Decoramos como más nos guste y listo.
  • Puff: pues sí, también es posible crear muebles de salón con unas sencillas botellas de plástico, eso sí, con unas cuantas. Une entre sí 40 botellas de plástico con film para embalar, pon en la parte superior e interior de las botellas cartón y luego fórralas con espuma. Finalmente  tapiza el puff con el estampado que prefieras.

¿Qué te han parecido nuestras propuestas? ¿Cuál de ellas te gustaría más intentar hacer?