granadilla-grande

Perteneciente a la misma familia que la maracuyá, esta fruta es originaria de Sudamérica, de las riberas del río Amazonas en Brasil, pero a día se hoy ya se cultiva en otros países de clima tropical y subtropical como son Hawai y Kenia. 

Es conocida por otros nombres como “granada chica”, “granadilla de China”, “parchita”, “parcha dulce”, “granadita”, “parcha importada” o “granadilla común”.

Con forma ovalada con un extremo acabado en punta, cada pieza de granadilla tiene un peso aproximado de medio kilo y diez centímetros. Su piel es delgada y dura, no es comestible. El color de la granadilla oscila entre anaranjado, dorado o amarillo con unas pequeñas pintitas blancas. En su interior nos encontramos con una pulpa jugosa parecida a la mermelada.

Su sabor es extremadamente dulce, mucho más que el de sus compañeras de familia. Su componente mayoritario, como pasa con la mayoría de las frutas, es el agua, lo que la convierte en una fruta muy ligera y refrescante.

¿Cómo es mejor comerlo?

Para exprimir esta fruta al máximo lo mejor es comerla al natural o bien como acompañamiento de ensaladas de frutas o macedonias como pasa con el mangostán. Con la granadilla podemos también hacer zumos. En el caso de que queramos comerla al natural deberemos partirla por la mitad y extraer la pulpa ayudándonos de una cucharilla, usando la cáscara como recipiente. Las flores de granadilla no deben consumirse puesto que son tóxicas.arbol-granadilla-peque

¿En qué época del año debemos comprarlo?

Aunque puede adquirirse durante todo el año la mejor época de esta fruta es entre los meses de mayo a septiembre.

Podemos saber si la granadilla está madura cuando su piel al tacto cede levemente al presionarla con el dedo y presenta un color naranja. Cuando no esté del todo madura lo mejor es conservarla a temperatura ambiente para que madure más deprisa. En el frigorífico se mantiene en perfectas condiciones durante aproximadamente una semana. Esta fruta admite también congelación, lo que la permite conservarse en excelentes condiciones durante meses.

Beneficios para nuestro cuerpo

La granadilla es una buena fuente de potasio, calcio, fósforo y hierro, contiene proteínas y carbohidratos saludables y además provee al cuerpo de vitaminas esenciales como son las vitaminas A, B ó C.

Se la considera un relajante natural y por eso se recomienda su consumo para estabilizar los nervios, calmar los dolores musculares, de cabeza o menstruales y también para favorecer el sueño a las personas que sufren de insomnio. Es además muy buena para la vista y su consumo es muy recomendable en niños ya que gracias a todas sus vitaminas activa también su crecimiento.

Es conocida asimismo como “la fruta de los niños” puesto que activa el timo, órgano responsable de la maduración del córtex profundo y la médula, lo que les ayuda a crecer. También es estimulante de la leche materna.

El zumo de granadilla es un estimulante digestivo útil para controlar la acidez estomacal y la cicatrización de las úlceras. 

granadillas-peque