Gazpacho de sandía

Mi mundo verde

y mi interior rojo es.

Seres negros

habitan en mi ser.

Soy dulce y refrescante

como la miel.

¿Quién soy?


¡La sandía! Y es que queremos acercar este riquísimo alimento a todos, pequeños y grandes, porque es una fruta que puede proporcionar multitud de beneficios a nuestro organismo. ¿Todavía no sabes cuáles? ¡Te dejamos un vínculo a ellos!


El caso es que es nuestra fruta de la semana y, como ya sabréis los que seguís nuestras redes sociales y publicaciones en este blog, todos los miércoles toca subir una receta en la que el ingrediente principal, sea esta. De esta manera estamos promocionando un estilo de vida sano y saludable, basado en productos naturales, que tienen la capacidad de mejorar nuestra salud, alargando nuestra calidad de vida, y prevenir enfermedades.


Además, hoy es uno de agosto, mes principal de verano, piscina, playa y chiringuitos, comiendo pescaíto frito en un chiringuito de la costa. Y la fruta por excelencia en estas fechas es… adivina… ¡la sandía, una vez más! Es un excelente hidratante y suaviza y aligera cualquier plato en el que usemos este ingrediente.



Por lo tanto, hoy traemos una modificación del plato de verano español por excelencia: el gazpacho. Solo que hoy, el gazpacho va a ser a base de sandía. Y te preguntarás, “¿de sandía?”. Muchos de vosotros llegaréis a pensar hasta que es “una porquería”. Pero esta receta está mucho más extendida por nuestro país de lo que puedas llegar a imaginar. Y tiene un sabor muy rico y refrescante. ¡Allá vamos!


¿Qué ingredientees necesitamos?


  • 5 tomates medianos o pequeños

  • 500 gramos de sandía (pelada y, si puede ser, sin pepitas)

  • 1 pepino

  • 1 cuarto de cebolla

  • un chorro de aceite de oliva virgen extra

  • 2 cucharadas de vinagre de manzana

  • sal

Tanto el aceite, como la sal y el vinagre, vienen a gusto del consumidor; hay gente que es más o menos tolerante a la sal o al vinagre. Además, si te gusta el pimiento, puedes añadirle medio pimiento rojo, que le da un sabor exquisito.

foto de gazpacho de sandía

¡Manos a la masa!


Lo primero que vamos a  hacer es cortar en pedazos la sandía, dejando el menor número de pepitas y de trozos blancos (los que están pegados a la piel) posibles. Al mismo tiempo, cortaremos en pedazos los tomates, bien lavados, y el pepino y el pimiento, en caso de echarlo.


Cuando todos los ingredientes estén bien cortados, los añadiremos a la batidora, que bien puede ser una minipimer, un vaso de batidora, una thermomix, un robot de cocina… junto con el vinagre y la sal.


Cuando la mezcla sea homogénea, añadiremos el aceite e iremos graduando según gustos el resto de medidas. De esta manera, el agua no se separará del aceite.


Es posible que haya quedado algún pedacito que la máquina no haya triturado por lo que, para que tenga una textura más suave y agradable, pasaremos la mezcla por el colador.


¡Y ya estaría! Metemos el gazpacho en la nevera durante dos horas y ya tendríamos un primer plato perfecto.


¡Esperamos que hayáis disfrutado de esta receta!