naranja-grande

En zumo todas las mañanas acompañando al desayuno o bien como una de las frutas que siempre están ahí para tomar después de las comidas, la naranja es una de las frutas más consumidas y también una de las que más gustan. 

Origen

naranja-varias

Podemos distinguir dos tipos principales, el naranjo dulce y el amargo. El naranjo dulce se cree que procede de las regiones surorientales de Asia, sur de China y Malasia y su cultivo se realiza en esa zona desde hace millones de años. El naranjo amargo por su parte fue introducido en Europa por los árabes en el siglo X, mientras que el dulce no empezó a cultivarse en esa zona hasta los siglos XV y XVI. Durante la segunda mitad del siglo XIX una nueva variedad de naranja fue descubierta en Brasil, era mucho más dulce, sin pepitas y más jugosa, fue llevada a California, donde se convirtió rápidamente en la reina de las naranjas, la Navel Washington.

En Europa el país que destaca como principal productor de naranjas es España, produciendo de media casi 3,5 millones de toneladas al año, es decir, más de la mitad del total de las naranjas que se producen en Europa. En segundo lugar estaría Italia, y después Egipto, Marruecos, Turquía e Israel. Estados Unidos por su parte es el principal país productor de naranjas en el hemisferio norte.

Variedades más importantes

A día de hoy existen numerosas variedades de naranjas, que difieren en sabor, tamaño, cultivo…lo que nos permite escoger el tipo más adecuado según el uso que le vayamos a dar: como fruta de mesa, zumo, para hacer mermelada…Los dos grandes grupos en los que se dividen son las naranjas dulces, más utilizadas como naranjas de mesa, y las amargas, que no se suelen consumir en crudo.zumo-naranja

Los frutos del naranjo amargo no son tan populares como las del dulce, que se clasifican en tres principales variedades: el grupo Navel, que se caracteriza por su consumo fresco, el grupo de Blancas, más utilizadas para zumo y el grupo Sanguinas, con una coloración rojiza en corteza y pulpa.

  • Grupo Navel: es la mejor variedad como fruta de mesa, se caracteriza por tener un pequeño fruto rudimentario incrustado en la fruta principal con una forma similar a un ombligo. De madurez precoz, son frutas sin semillas de gran tamaño, la corteza se pela fácilmente, su color es naranja intenso y el sabor dulce y agradable. A pesar de sus restricciones climáticas gran parte de su producción proviene de España, Marruecos, Turquía, Sudáfritca, California, Australia, Uruguay y Argentina. Entre sus principales sub variedades están: Navelina, Washington Navel, Newhall, Navelate y Lane Late.
  • Grupo Blancas: sus frutos carecen de ombligo, son menos ácidas que las demás y son las mejores naranjas para zumo. Actualmente es considerada la naranja más importante del mundo, siendo la variedad líder en países productores como Argentina, Australia, California, Florida o Marruecos. Entre sus sub variedades destacan la Salustiana y la Valencia Late.
  • Grupo Sanguinas: similares a las blancas, su principal diferencia es que se cultivan en condiciones que favorezcan la síntesis de pigmentos rojos en pulpa y corteza, por lo que necesitan bajas temperaturas nocturnas y que el fruto adquiera este tono rojizo en otoño o invierno en el Hemisferio Norte. Esta variedad de naranjas no son aptas para la industria porque los pigmentos dan al zumo un color oscuro, aunque en Italia sí se produce, recordando un poco al zumo de tomate. En España el cultivo de esta variedad está en recesión, siendo del 1% del total de la producción de naranjas. Entre sus sub variedades están la Doblefina, Entrfina y Sanguinelli.

Cómo comprarlas y conservarlasnaranja-cortada

Al existir tantas variedades podemos disfrutar de este cítrico prácticamente todo el año. Se comercializan maduras porque son frutas climatéricas, es decir, no maduran una vez que son recolectadas. 

Para escoger una buena naranja deberemos asegurarnos de que es pesada, desechando los ejemplares que suenen a hueco al golpearlos, presenten magulladuras o tengan olor a rancio. El color de la piel no nos indica su calidad porque hay naranjas maduras con cáscara verde. 

Si se van a consumir en poco tiempo se pueden dejar a temperatura ambiente pero para conservarlas durante semanas es mejor que estén en el frigorífico. A la hora de guardarlas las colocaremos una al lado de la otra con cierta separación entre ellas y no apiladas para que se conserven mejor.