mandarinas-grande

Con el frío de diciembre llegan las mandarinas, una fruta que gusta a todo el mundo por su sabor dulce y su pequeño tamaño, que facilita que podamos llevarlas a cualquier parte para almorzarlas o merendarlas. Una fruta muy querida por todos que además nos protege de la gripe y los resfriados como buen cítrico que es.

Origen

mandarina-gajo

Como los demás cítricos la mandarina es una fruta cuyo origen se sitúa en las zonas tropicales de Asia. Su nombre se refiere al color de los trajes que utilizaban los mandarines, altos gobernantes de l

a antigua China, por lo que se cree que esta fruta es originaria de estos países, China e Indonesia. El cultivo de esta fruta en Europa no se produjo hasta el siglo XIX, antes de eso se hizo muy famosa en los mercados de la India por su dulce sabor.

Actualmente sus principales países productores son Japón, Israel, Argelia y España. En España destaca su cultivo en Valencia, que produce el 90% de las mandarinas que se consumen en el país.

Variedades más importantes

Las mandarinas se dividen en cuatro grandes variedades:

  • Clementina: consideradas un cruce entre la mandarina y la naranja, las mandarinas clementinas tienen la piel de un color naranja intenso, se pelan con facilidad, de tamaño pequeño y un peso que oscila entre los 50 y los 70 gramos. Se recogen entre los meses de noviembre y enero. Dentro de la variedad clementina tenemos variedades como la Clementina Fina, la Oroval o las Clemenules.
  • Clemenvilla o Nova: con un tamaño mayor que las clementinas, estas mandarinas poseen una corteza de color entre naranja y rojizo y dan mucho zumo. Su piel, correosa, fina y brillante está mumandarina-clementinay adherida a la pulpa por lo que normalmente se pela dificilmente. No tienen semillas y su recolección empieza en el mes de diciembre.
  • Híbridos: frutos de buen tamaño y color naranja tirando a rojizo. La pulpa tiene mucho zumo y esta variedad es abundante en azúcares. La corteza también está muy adherida a la pulpa. Entre sus variedades destacan la Fortune, de tamaño pequeño y corteza fina, la Ellendale, frutos grandes con corteza rugosa, o la Ortanique, de tamaño entre medio y grande y difícil de pelar.
  • Satsuma: esta variedad de mandarina es originaria de Japón y destaca por su exquisito aroma. Las frutas son de color entre amarillo anaranjado y asalmonado, con un buen tamaño y forma achatada. Su corteza es gruesa y rugosa y entre sus variedades destacan la Okitsu, la Tolera, la Owari o la Clausellina.

Cómo comprarlo y conservarlo

A la hora de escoger qué mandarinas comprar buscaremos las que tengan un peso mayor respecto a su tamaño puesto que los cítricos si son jugosos suelen ser pesados, indicará que están llenas de jugo. Las de más calidad son las que tienen la piel blanda pero no arrugada y más que en su color nos fijaremos en su olor, cuanto más dulce e intenso más madura estará la fruta. 

Lo ideal es conservarla a una temperatura entre 3 y 7 grados en la parte menos fría del frigorífico para que aguante al menos un par de semanas.

gajos-mandarinas