chica-lavanda-grande

El poder de la fruta a la hora de comunicar es muchísimo mayor de lo que pudiéramos pensar. No sólo se trata de su color, del que ya hablamos, simplemente con el olor una fruta ya nos está transmitiendo sensaciones, vivencias e incluso recuerdos.

Las frutas tienen un olor muy característico que hace que el momento de abrir una cesta de frutas se convierta en un instante recordado porque cada una de ellas es distinta y aporta su olor particular. Y es que aunque no lo parezca, el olfato es un sentido tan importante o más que la vista y decidir si vamos a comprar o no un producto también depende muy a menudo de su aroma.

La importancia de los olores 

El sentido del olfato va mucho más allá del simple reconocimiento de olores, los seres humanos contamos con una memoria olfativa, que lo que hace es ayudarnos a asociar un aroma con un recuerdo, una persona o un momento determinado. 

Como ya hemos dicho el sentido del olfato es uno de los más poderosos con los que contamos y lo que hace es que creemos recuerdos y éstos se liguen a determinados aromas. Esta capacidad es conocida como memoria olfativa y está relacionada con el sistema límbico de nuestro cerebro. Las personas tenemos una estructura llamada bulbo olfatorio, que se encarga de enviar la información de los receptores de los olores. A diferencia de otras memorias que manejamos, la olfativa es emocional, lo que hace que un olor, un aroma, nos evoque situaciones y emociones, así como sensaciones en el momento en el que lo percibimos y también emociones que recordaremos.

Lo más curioso de todo es que se trata de un proceso que funciona desde antes de nacer, lo que explica por ejemplo por qué los bebés reconocen tan fácilmente el olor de su madre.

lavanda-peque

Caso de éxito

Siempre que pensamos en el olor de las frutas en Fashion Fruit no podemos evitar acordarnos de una de nuestras campañas. Nuestro cliente quería lanzar al mercado una nueva línea de cosmética con los colores verde y lavanda.

Para que el lanzamiento fuera original y realmente supusiera toda una experiencia para las personas que lo recibieran lo que hicimos fue enviar el producto junto con higos y brevas, colores, aromas y valores como la salud y la frescura que recordaban a esa nueva línea de producto. Lo que se consiguió con esta acción fue todo un éxito. El poder de permanencia en el recuerdo se aumentó exponencialmente y no solo recordaban el producto sino que les evocaba un delicioso olor a lavanda y lo relacionaban con un producto natural, fresco y totalmente saludable.

En esta presentación hablamos de otros casos de éxito: http://www.slideshare.net/FashionFruit1/fashion-fruit-casos-de-xito-aplicacin

Marketing sensorial

El olfato es un sentido tan desarrollado que podemos llegar a recordar el 35% de todo lo que olemos. Y eso es algo de lo que las tiendas también se han dado cuenta, lo que ha dado lugar al marketing olfativo. ¿No os ha pasado alguna vez que al entrar en una tienda sabíais qué tienda era sólo por su olor, un olor característico? 

frutas-peque

Pues sí, las tiendas se han aplicado el cuento y un comprador experto ya puede distinguir en qué tienda se encuentra simplemente por su olor. El caso más característico es sin duda el de Zara Home, cuyo aroma es según confirman desde Inditex la combinación de White Jasmine y Black Vainilla, las primeras fragancias icónicas de la línea de cosmética de la firma, junto con los olores de las velas, mikados e inciensos de la tienda. El conjunto crea el “olor de Zara Home” que ya muchísima gente reconoce fácilmente.

Otro caso muy conocido es el de Apple y sus productos recién abiertos. En este caso el aroma de los productos de Apple hacen que el usuario identifique rápidamente el producto gracias de nuevo al aromarketing. Este olor en particular fue reproducido como parte de una muestra de arte en Melbourne y se consiguió con la combinación de los olores del embalaje, el plástico que rodeaba al dispositivo, el aluminio del equipo y aromas de pegamento, plástico, goma y papel.

En Fashion Fruit tenemos muy en cuenta todo esto, tanto que a la hora de regalar ofrecemos a nuestros clientes una experiencia tanto de color como de sabor y por supuesto, de olor. Una experiencia completa que fomenta el recuerdo y consigue mayor eficacia de la acción.