do it yourself

El término DIY o “hazlo tú mismo” en castellano se basa en la creación o reparación de cosas por uno mismo de forma que se ahorra dinero, entretiene y se aprende al mismo tiempo.

A pesar de que es una corriente que se suele asociar a movimientos anticapitalistas porque rechaza la idea de comprar cosas, se puede trasladar a cualquier otro ámbito de la vida cotidiana como las tareas del hogar, la artesanía o la mecánica.

Siguiendo esa filosofía de obtener satisfacción personal al realizar algo uno mismo, son muchas las empresas que han aprovechado el tirón para conseguir fama y fortuna. Probablemente el mejor ejemplo de DIY sea la empresa sueca IKEA o la moda del “packaging” de los regalos.

La importancia del “packaging”

packaging

Gracias al DIY, el packaging está de moda y cada vez son más las empresas que dedican parte de su tiempo a idear el recipiente perfecto para sus productos. Algo que también hacen los particulares, creando bonitos embalajes para sus regalos.

Creatividad ante todo

Los objetos elaborados por uno mismo además de ser motivo de orgullo para su creador, suponen la utilización de mucha creatividad a la hora de realizar la tarea ya que el resultado depende absolutamente de la persona y puede variar según quién lo haga.

Considerado también como un buen recurso de ocio, que además añade el valor de la exclusividad al producto que se crea, son cada vez más y más los adeptos de este movimiento social, entre los que destacan los niños, a los que la creatividad les sobra y que no tienen ningún problema en ensuciarse las manos con trabajos manuales. Este tipo de actividades además fomentan su imaginación al tiempo que sienten que están ayudando. Realizar actividades de este tipo con nuestros hijos es al mismo tiempo una buena manera de pasar tiempo con ellos.

El movimiento ha logrado al mismo tiempo que actividades como el bricolaje no sean consideradas sólo para hombres o que el público masculino se interese por la creación de piezas de artesanía, clásicamente fabricadas por mujeres.