breath

Y llegamos al último órgano desintoxicante que hay que desintoxicar de nuestro cuerpo. ¿Te lo imaginas? ¡Los pulmones! ¿Qué tenemos que hacer para cuidar de nuestros pulmones?

En nuestro blog, las semanas anteriores hemos hablado de los otros cuatro órganos desintoxicantes: hígado, riñones, piel e intestino. Y toca hablar de los pulmones, del último órgano. Para empezar…

Los pulmones

Los pulmones son un órgano que denominaríamos como el motor de la respiración, cuyo movimiento es el de contracción y extensión de estos mientras absorbe oxígeno y expulsa Co2. Esto permite la circulación del oxígeno por la sangre hasta el corazón, que lo bombea al resto del cuerpo, y evita que lleguen gases que no son beneficiosos para este.

Están formados por:

  • Los tubos bronquiales, que se ramifican desde la tráquea hacia ambos pulmones, que a su vez se ramifican en bronquiolos, terminados en alveolos, que son pequeños sacos de aire, en cuyo interior hay capilares, donde ocurre el intercambio entre O2 y CO2.

  • Los lóbulos, tres en el derecho y dos en el izquierdo, para dejar sitio para el corazón.

  • La pleura, que es una membrana que impiden que los pulmones toquen el pecho.

  • Las cilias, que es algo parecido al vello, que recubre los tubos bronquiales y que son las que llevan la mucosa desde los pulmones hasta la garganta, para evitar ahogos.

¿Cómo cuidamos nuestros pulmones?

humo

Seguramente, muchas de estas observaciones ya las hayas escuchado, pero nunca viene mal repasarlas:

  • Evita el tabaco: Es uno de los principales motivos de cáncer de pulmón. Estrecha las vías respiratorias, dificultando la respiración, causando inflamación de los pulmones y destruyendo los tejidos de este órgano. Hay que intentar no estar expuesto al humo del tabaco de otras personas (fumador pasivo).

  • Intenta evitar la contaminación de las ciudades y del tráfico. Si tienes la opción, aunque trabajes en el centro de la ciudad, intenta vivir en las afueras, que no solo mejorará tu salud pulmonar, sino también reducirá tu estrés.

  • Visita lugares verdes, llenos de vegetación, independientemente que sea un jardín o un parque, o un lugar completamente natural, como dar un paseo por la montaña.

  • Practica deporte, para mejorar la capacidad pulmonar.

  • Si vas a trabajar con productos químicos, no te olvides de usar la mascarilla, para no abrasar tus pulmones.

  • Cuida tu alimentación, ya sabes que es la mejor medicina. Cuanto más pesada y cargada de grasas malas esté tu alimento, peor podrás respirar. Hay ciertas frutas y verduras, como la parchita, que son beneficiosas para problemas respiratorios, como el asma.

  • Evita el sedentarismo

  • Intenta evitar las enfermedades respiratorias, como los resfriados, porque van dañando poco a poco nuestros pulmones, igual que las quemaduras del sol pueden ir dañando nuestra piel.

  • Reduce el estrés, no solo por los pulmones, sino por todo el organismo.

  • Duerme bien, de nuevo para respetar el cuidado de nuestro cuerpo, reduciendo el estrés, entre otras cosas.

¡Ya no tienes excusa! Desintóxicate con Fashion Fruit