regalos-navidad-grande

“Ya vienen los Reyes Magos, ya vienen los Reyes Magos”.

¡Y así es! ¡La Navidad ya está aquí! Y junto a ella vienen las comidas familiares y las comidas de coco por saber qué se le regala a quién y cuántos y cuáles son los regalos que recibirán nuestros hijos. Y es que, pese a ser lo más importante de nuestra vida y querer cuidarles, mimarles y protegerles siempre, hacerles responsables y construir una buena base de sus valores es muy importante.

Y es que tenemos que encargarnos de dejar una generación a nuestro paso que esté concienciada con el mundo en el que vive, que sea humilde y que sepa compartir y ayudar a los más desfavorecidos. Y esto no podemos conseguirlo regalándoles todos y cada uno de los caprichos que puedan tener.

regalo_nina_peque


Y es que lo ideal es que, haya lo que haya debajo del árbol, el niño esté ilusionado y, que este sentimiento de ilusión y felicidad no se deba a la cantidad de regalos, sino a la sorpresa y expectación que puede crear la calidad de los mismos. En España, según unas estadísticas realizadas por Deloitte, tenemos la mayor intención de gasto de Europa y esto es algo que, teniendo en cuenta la situación actual de consumismo y de diferencia de poderes y riquezas, no podemos enseñarles a nuestros hijos.

En este país, la media de regalos en Navidad de los niños está en 5 regalos, cuando lo aconsejable es que sean 3 regalos.

¿Por qué 3 regalos?

¿Por qué el exceso de regalos es malo para los niños? Esto se debe a que, de esta manera, es más difícil que aprendan a ser humildes y a compartir con otros niños. No siempre pueden conseguir todo lo que quieren y, para ello, lo mejor es seguir la regla de los tres regalos: uno que les haga mucha ilusión, otro que necesiten, otro que les ayude a potenciar su creatividad y sus puntos fuertes (un juego de memoria, unas acuarelas, etc).

Consejos para decidir los regalos

  • Dosifica los regalos, si celebras Papá Noel y Reyes Magos, repártelos entre ambas fechas, o haz los regalos grandes en un día y el otro déjale un detallito.

  • bola-navidad

  • Establece límites: Tienen que entender que mucho no es mejor, explicarle la situación en otras familias u otras partes del mundo, para que se conciencien. Además, es bueno que entre todos los miembros de la familia hagáis un regalo a alguien que esté necesitado o que mandéis dinero a una ONG, para mostrarles que tienen que ser buenos con otras personas.

  • Coordinaos entre padres, abuelos, tíos…Para que todos tengan claro cuál es la educación que quieres dar a tus hijos y para que no haya déficit por un lado y abundancia por el otro.

  • Escribid la carta de los Reyes y de Santa Claus juntos, para que vayan aprendiendo a redactar, para pasar un momento con ellos y para que no sea una sorpresa cuando abráis la carta y tenga muchas peticiones.

  • Una buena idea es preguntar a los niños qué regalos les hace especial ilusión recibir puesto que los niños harán una selección de su selección previa y descubriremos qué quieren recibir como regalo realmente.

  • En caso de que todo esto no funcione y el niño de todos modos reciba muchísimos regalos se le puede animar a que los comparta con sus hermanos o incluso a que los done a un niño que no tenga regalos por Navidad. Posiblemente será una idea que no les entusiasme pero les dará qué pensar, es posible que se den cuenta de que no todos los niños tienen las mismas comodidades que ellos y de lo afortunados que deben de considerarse.

Además, después de las fiestas puedes animar a tus hijos a hacer algunos regalos más de manera creativa como manualidades, con todos los papeles y cajas que se te han amontonado en casa. Aquí te dejamos el link

Y a ti, ¿cuántos regalos te hacían de pequeño?