desayuno-grande

A todos nos han dicho alguna vez nuestras madres la famosa frase “el desayuno es la comida más importante del día” y aunque unos se lo habrán tomado más en serio que otros, ¿alguna vez te has preguntado cuáles pueden ser las consecuencias de saltarse el desayuno?

Son muchas las personas que admiten no desayunar por falta de tiempo o por tener el estómago cerrado a la hora en la que se levantan, pero lo cierto es que el desayuno es imprescindible, la comida que decide cómo será el resto de nuestra jornada.

El hecho de desayunar trae consigo multitud de consecuencias negativas de las que no solemos percatarnos, entre ellas:

  • Muchas personas creen que saltándose el desayuno pierden peso, pero curiosamente lo que consiguen es exactamente lo contrario. Las personas que se saltan el desayuno tienden a pesar más que las personas que no lo hacen debido a que comer muy poco o saltarse la comida de la mañana incrementa tus ansias por alimentos poco saludables. Esa ansiedad mezclada con el apetito hacen que termines comiendo más, hasta un 20% más de lo que ibas a tomar en el desayuno.
  • Una investigación realizada por la Escuela de Salud pública de la Universidad de Harvard asegura que los hombres que no desayunan tiene un 27% más de posibilidades de sufrir un ataque al corazón. Eso se debe a que saltarse el desayuno hace más factible sufrir enfermedades como la obesidad, el colesterol alto o la diabetes.
  • Nuestro cuerpo necesita los alimentos para poder funcionar, si no lo alimentamos bien pasa a un estado de letargo en el que nos sentiremos fatigados, sin energías y con poco ánimo para hacer nada. Este estado de letargo implica también una menor concentración, es casi imposible concentrarse cuando se ayuna. Esto implica que puede resultarnos tremendamente difícil no sólo concentrarnos, también recordar, aprender o tener un buen rendimiento.
  • Desayunar por las mañanas nos ayuda también a mantener un equilibrio metabólico y unos buenos niveles de azúcar en sangre, lo que a su vez incrementa la eficacia del organismo a la hora de reducir el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes o la gastritis. Cuando no hay comida en el estómago los juegos gástricos se dedican a liberar ácidos que pueden llegar a inflamarlo.cafe-peque
  • Saltarse el desayuno puede implicar también otros comportamientos peligrosos para nuestra salud, por ejemplo con respecto a los vicios pues tendremos una mayor tendencia a fumar, beber, picotear y hacer menos ejercicio al carecer de la energía suficiente para llevar a cabo alguna actividad.
  • Si tras leer todas las consecuencias negativas que tiene no desayunar cambiáis de idea tened en cuenta que un buen desayuno debe tener una serie de ingredientes mínimos para considerarse saludable: un lácteo, un farináceo y una fruta como mínimo, es decir, leche, yogur o queso, tostadas, cereales o galletas y cualquier fruta troceada, en zumo o compota. Mucho mejor si eliges frutas de temporada.

Los beneficios de tomar un buen desayuno a diario también son muchos: mejora el control de nuestro peso, somos más productivos durante el día, reducimos el riesgo de sufrir alguna enfermedad cardiovascular, prevenimos el peligro de desarrollar diabetes y aumentamos nuestras habilidades cognitivas.

¿Conocíais todos los riesgos que implica no desayunar? ¿Qué soléis desayunar vosotros?