quiceanera-grande

Aunque no es especialmente conocida en España, en otros países latinoamericanos como Argentina, Bolivia o Perú esta fiesta es especialmente importante al simbolizar el paso de la niñez a la madurez de las jóvenes que lo celebran, una celebración muy especial a la que acuden tanto amigos como familiares.

Durante ese día ella es la protagonista, con su precioso vestido, peinado elegante y complementos. Aunque cada país puede tener su particular celebración en muchos de ellos el día comienza con una misa o acto religioso y termina con una fiesta por todo lo alto.

El origen de la fiesta de los 15

El origen de esta celebración se remonta a las grandes culturas precolombinas, los aztecas y los mayas realizaban ritos de pubertad para señalar la entrada en la vida adulta y también la aceptación de las responsabilidades de las mujeres. En aquella época las jóvenes al llegar a esa edad salían de sus casas e iban a la escuela, donde aprendían la historia y las tradiciones de su cultura al tiempo que se preparaban para el matrimonio. Después regresaban a la comunidad para celebrar su fiesta de quinceañera.

La misa se introdujo en la celebración con la conquista de los españoles a los aztecas y en el siglo XIX el emperador de México, Maximiliano y su esposa, Carlota, añadieron a la celebración el vals y los vestidos. 

Una de las ceremonias de las que consta esta celebración es la de las quince velas, que se basa en la entrega por parte de la cumpleañera de quince velas a las personas que considere más importantes en su vida. Se suele acompañar de un discurso dedicado a cada una de esas personas. Conocida también como la ceremonia del Árbol de la Vida, las quince velas son sus quince años vividos y cada vela simboliza un recuerdo especial, un momento compartido con alguna de esas personas que participan en el ritual.

Hoy en día es una fiesta muy valorada por la comunidad latinoamericana y muy importante para las jóvenes. Los padres también la consideran importante, tanto es así que los que no pueden permitirse esta celebración, bastante cara, piden prestado dinero para poder celebrar la fiesta.

Los regalos a la quinceañera

Si te invitan a una fiesta de una quinceañera es posible que te vuelvas loca pensando qué les gusta a los adolescentes de hoy en día ¿verdad?. No te preocupes, hemos recopilado una serie de propuestas que te ayudarán:

  • Joyas y maquillaje: son los regalos más comunes aunque tambiéncesta-golosinas un aciero seguro si sabes cuáles son sus gustos. Es una edad en la que las jóvenes ya empiezan a preocuparse por su apariencia, por verse guapas. Si optas por el maquillaje procura que sea juvenil, con tonos naturales y suaves.
  • Ropa y complementos: es una apuesta arriesgada pero si la conoces bien le encantará así que consulta a sus amigas o bien fíjate bien en cómo suele vestir antes de comprar nada.
  • Regalo personalizado: su nombre en un bonito colgante, un marco de fotos con unafotografía que le encante o una cesta de frutas con su nombre serigrafiado en las frutas son opciones excelentes, se sentirá única.
  • Cesta de gominolas: a pesar de que esta celebración se basa en el paso de niña a mujer nadie dice que no a una deliciosa cesta de golosinas, ¡eso te lo aseguramos!

¿Conocías la fiesta de los 15? ¿Conoces alguna tradición más? ¡Cuéntanosla!