El día de San Valentín es una tradición occidental conocida por todos y celebrada cada vez en más partes del mundo. Cuando esta tradición se exportó a otras partes del mundo no lo hizo de la misma manera, cada país la adaptó a su gusto.

En Argentina por ejemplo se le llama Día de los enamorados pero no es usual el envío de tarjetas o corazones. Existe también allí la Semana de la Dulzura, que se celebra del día 1 al 7 de julio y ha adquirido mucha popularidad los últimos años ya que en ella se cambian golosinas por besos.

En Brasil el “Dà dos Namorados” es el 12 de junio y en él las parejas se intercambian regalos y tarjetas. En Centroamérica en cambio se le llama el Día del Amor y la Amistad o Día del Cariño y lo que se hace es regalar rosas, chocolate y pequeños detalles que muestran tanto amor como amistad.

En China se le llama “Qi Qiao Jie”, que es algo así como “día para mostrar las habilidades” y se celebra el séptimo día del séptimo mes del calendario lunar. En Japón el día de San Valentín se celebra desde febrero del año 1958. Impulsado en un primer momento por la compañía de chocolates Mozoroff, allí son las mujeres las que regalan chocolate a los hombres, incluidos amigos y compañeros de trabajo. Al hombre que ama le regala el “honmei choco” (chocolate favorito). Los hombres devuelven el favor un mes después, el 14 de marzo, con la celebración del White Day o Día Blanco, en el que regalan obsequios que siempre tienen que ser de color blanco.