salud-detox

Ya comentábamos que la salud y el culto al cuerpo está de moda y más de uno se ha planteado depurar el organismo después de las fiestas con las conocidas dietas DETOX: los batidos detoxificantes. Sin embargo no es quizás la mejor época del año para empezar con una dieta de este tipo ya que la bajada de energía de estas dietas hará que sintamos más frio, y en invierno lo importante es tomar alimentos que nos suban las defensas , o alimentos que nos aporten energía.

Los batidos “DETOX” son conocidos por ayudar a eliminar los residuos tóxicos que se van acumulando en nuestro día a día y tomándolos conseguiremos una dieta depurativa.

salud y deporte

Muchos de los habituales de las dietas DETOX, entre ellos muchas famosas, aseguran que una vez los tomas sientes que tu cuerpo empieza de cero, se resetea. Pero también es cierto que vivir (entre 3 días y varias semanas) a base de zumos no es algo a lo que todo el mundo esté dispuesto, además de que no a todo el mundo le sienta tan bien como se comenta. De hecho, los nutricionistas aconsejan que si tu cuerpo o tu mente no responde bien a la dieta “DETOX”, lo mejor es abandonarla. La comunidad científica por su parte no es muy entusiasta de estas dietas ya que las considera caras e ineficaces.

Si no estamos muy acostumbrados a tomarlos, es importante recalcar que sería bueno ingerirlos por la mañana, ya que si no estamos acostumbrados a los alimentos crudos el sistema digestivo se va ralentizando y su digestión puede resultar difícil.

Para la preparación de los zumos o batidos “DETOX” es importante usar las frutas y verduras de temporada, ya que estarán más sabrosos y serán más económicos.

Lo primero es que nuestro metabolismo se ralentiza, te ayuda a descubrir si eres intolerante a algún alimento, serás más sensible a las bajas temperaturas.

zumos detox

Por si quieres probar los beneficios de estos zumos, te damos 1 receta de zumo verde que está en boca de todo el mundo:

Ingredientes: 125 gr de espinacas, 50g de apio, 100 gr de lechuga, 1 manzana, 1 plátano, 1 litro de agua mineral, zumo de ½ limón.

Preparación: lavar bien todas las verduras y triturar.

Así de sencillo. ¿Te animas?