tapas-grande

Cuando pensamos en el verano nos vienen a la mente la playa, las vacaciones, el calor y también por supuesto las terrazas y su tapeo.

Salir de tapas es una de nuestras actividades favoritas todo el año es cierto, pero en verano especialmente gracias a que se pueden tomar en cualquier terraza acompañadas de una cerveza fresquita y nuestros amigos. Eso sí, es posible que irse de tapas no sea lo mejor para nuestra dieta, ¿o puede que sí?

Cómo lograr un tapeo saludable 

Pues bien, aunque en un primer momento pueda parecer lo contrario, lo cierto es que podemos hacer ambas cosas, estar a dieta y pasar un buen rato con nuestros amigos de tapas.

¿Cómo? Vigilando un poquito lo que comemos:

bar-peque

  • A la hora de escoger lo que vamos a tomar la bebida ideal es el agua pero si no te apetece en ese momento las mejores son cerveza o el vino. En el caso de la cerveza sería mejor sin alcohol y en el del vino con casera porque rebaja las calorías del alcohol del vino. También podemos tomar zumo, mejor si es natural, que nos aporta muchas vitaminas, apenas tiene calorías y contiene cero grasas. Los refrescos por su parte contienen mucho azúcar, es decir, una alta dosis de calorías y ningún nutriente además del gas de las burbujas, que contribuye a hincharnos.
  • Si nuestra bebida viene acompañada de un pequeño aperitivo lo mejor es que se trate de encurtidos puesto que apenas aportan calorías, especialmente los pepinillos. Las aceitunas contienen más calorías por lo que debemos moderar su consumo. Con los frutos secos pasa como con las aceitunas, tienen un gran aporte calórico pero son muy nutritivos por lo que los tomaremos con moderación, especialmente los fritos o con sal. Los aperitivos menos recomendables son las patatas fritas y similares puesto que apenas aportan sustancias nutritivas pero sí muchas calorías.
  • Cuando echemos un vistazo a las tapas buscaremos las más saludables: las de verdura, marisco y pescado . Debemos evitar los fritos y las que contengan salsas como la mayonesa o el alioli. En el caso del pescado los más nutritivos gracias a su alta cantidad de omega 3 son las sardinas, los boquerones, el atún y el salmón.
  • En cuanto a la continua pregunta de si el pan engorda o no, lo cierto es que no tiene tantas calorías como parece por lo que si lo tomamos de forma moderada es bueno para nuestra dieta gracias a su contenido en fibra. Cuando vayamos de tapas tomaremos como máximo dos rebanadas de pan.
  • Si después de cenar nos apetece un café o una infusión no hay problema, ambos tiene muy pocas calorías aunque si elegimos el café mejor lo tomamos con edulcorante y leche desnatada.
  • Debido al calor es posible que también nos apetezca tomarnos un delicioso helado. Si es así, tenemos que buscar los que contengan más fruta, por ejemplo el de limón, el de fresa o el de mango porque tendrán una mayor proporción de agua que de nata.
  • Si nuestro terraceo se alarga y terminamos tomando copas una buena idea es pedir un cóctel sin alcohol puesto que además de ser refrescante es saludable al contener frutas y verduras. Un smoothie podría ser otra opción muy buena y muy de moda.
  • A la hora de volver a casa esa noche puedes eliminar los excesos de la cena caminando hasta casa.
  • Tras la noche de tapeo lo mejor para compensar el exceso es que las comidas del día siguiente sean ligeras, por ejemplo ensaladas, fruta o pescado.