tension-grande

Tener la presión arterial alta o sufrir de hipertensión es un problema de salud asociado a la presión constante de la sangre en las arterias y se considera enfermedad cuando ésta supera los 140/90 mm hg.

¿Por qué es importante tratarla a tiempo? Normalmente la tensión alta se asocia a problemas como la obesidad, factores genéticos, la ingesta excesiva de alcohol o sal o el estrés entre otros y es importante que se trate una vez se diagnostica porque puede causar a su vez ataques al corazón, accidentes cerebrovasculares o insuficiencia renal. Para prevenirlo de forma natural lo mejor que podemos hacer es controlar lo que comemos, a veces simplemente llevando cierto control de los alimentos que ingerimos los niveles se normaliza y no es necesario medicarse.

10 alimentos que regulan la hipertensión

  1.  Ajo: alimento terapéutico que ayuda entre otras cosas a purificar la sangre, limpiar el intestino y trabajar como vasodilatador de capilares y arterias. Una forma sencilla y deliciosa de consumirlo puede ser untado en una tostada de pan con un poco de aceite de oliva. 
  2. Limón: a pesar de tratarse de un cítrico ácido, al mismo tiempo posee la propiedad de neutralizar los ácidos del estómago, además de ser un depurativo rico en vitamina C. Ayuda a eliminar asimismo la rigidez de los vasos sanguíneos, haciéndolos más suaves y flexibles.
  3. Alcachofa: gracias a sus propiedades diuréticas elimina el exceso de líquidos del organismo, disminuyendo de esta manera la presión arterial. Considerada un remedio excelente contra la tensión arterial, contiene una alta concentración en potasio que ayuda a reducirla. Lo recomendable es consumirla habitualmente, preferiblemente guisada o al horno pero fuera de temporada se puede optar por comprimidos o extractos naturales.
  4. Arándanos: como la fresa y la frambuesa, esta fruta contiene antocianinas, compuestos que protegen contra la hipertensión y por eso se recomienda tomar al menos una ración por semana.cuenco-arandanos
  5. Miel: es útil en la reducción de la presión arterial por el efecto calmante que tiene en los vasos sanguíneos. Las personas hipertensas deberían tomar preferiblemente en ayunas una o dos cucharaditas de miel al día.
  6. Agua de coco: la hidratación es clave con los problemas de tensión y por eso es recomendable beber al menos ocho vasos de líquido al día, parte de ese líquido puede ser agua de coco, que es al mismo tiempo deliciosa y nutritiva.
  7. Cereales: tomar un tazón de cereales en el desayuno puede reducir el riesgo de presión arterial alta, especialmente si se trata de cereales integrales y altos en fibra como la avena, el salvado o el trigo molido. Si añadimos a nuestro tazón arándanos será todavía mejor.
  8. Chocolate: consumir a diario una onza de chocolate negro ayuda a bajar la tensión arterial, especialmente a las personas que ya sufren de hipertensión. Gracias a su alto contenido en flavoides, compuestos naturales, dilatan los vasos sanguíneos aunque es necesario buscar chocolate que contenga entre un 50% y un 70% de cacao.