sushi-grande

Una buena paella, un arroz con pollo, arroz con bogavante…el arroz es un ingrediente básico de nuestra cocina pero lo cierto es que no todo el mundo tiene del todo claro cómo cocinarlo y conseguir que no se pase.

Cuando el arroz se prepara correctamente lo normal es que quede suelto y con una buena textura pero muchas más veces de las que desearíamos queda con agua, duro, etc.

Lo bueno del arroz es que es como la pasta, sirve básicamente para todo y no tiene porqué ser siempre plato principal, también sirve como acompañante por eso es importante aprender a cocinarlo, a continuación hablaremos de los fallos más comunes que se cometen cuando preparamos arroz ¡esperamos poder ayudarte!.

  1. La proporción del agua no es la correcta: controlar la proporción de agua respecto a la cantidad de arroz que utilizamos es esencial para conseguir el resultado deseado. En general se utilizan tres partes de líquido por cada una de arroz aunque depende mucho del tipo de arroz que estemos utilizando.
  2. Echar el arroz con el agua todavía fría: no podemos echar directamente en el cazo el arroz y el agua al mismo tiempo porque todo acabará calentándose y mezclándose en algún momento, nunca hay que cocer el arroa en agua fría. Si no quieres estropearlo el agua debe estar hirviendo.
  3. El tipo de arroz que se escoge: equivocarse a la hora de escoger la variedad de arroz puede arruinar fácilmente todo un plato porque está claro que no puedes utilizar el mismo arroz para una paella que para un plato japonés como es el sushi. Para hacer paella se suele utilizar el arroz redondo o bomba, para hacer risotto el arroz arborio, para las guarniciones el arroz vaporizado, para las ensaladas el arroz de grano largo, para el sushi el arroz glutinoso…
  4. No lo remuevas mientras se cocina: una vez que lo echas en la cazuela no debes tocarlo más porque si lo haces romperás la película de almidón que se forma en la superficie, lo que hará que el arroz no se cocine tan bien como debería.paella-peque
  5. Cocerlo de más: es mejor quedarse corto que pasarse porque si el arroz se pasa el grano se ablandará y se romperá, lo que dará como resultado una pasta más que un arroz. El tiempo de cocción ideal para el arroz es de entre 15 y 17 minutos. Después de cocerlo déjalo reposar tapado y con el fuego apagado ruante entre 3 y 5 minutos. Aunque esta es la normal general depende un poco también del tipo de arroz del que se trate, por ejemplo el de grano largo suele estar cocinado en 15 minutos mientras que le integral tarda aproximadamente media hora.
  6. Tener el fuego demasiado alto: es cierto que en los primeros minutos de cocción el caldo o agua debe arder pero después hay que bajar el fuego. Si el fuego está demasiado alto el caldo se evaporará y el arroz no se cocerá bien, quedando duro. En caso de que a durante la cocción veas que el arroz se está quedando sin agua puedes bajar el fuego y añadir un poco más de agua para intentar salvarlo.
  7. No laves el arroz: a excepción del arroz del sushi y el pilaf el arroz crudo no se debe lavar porque si está en contacto con el agua unos minutos la absorberá. 

¿Conoces algún otro truco o mala costumbre a la hora de cocinar arroz? ¡Cuéntanosla!