tarro-flores-grande

¿Cansado de tu decoración? Si necesitas un cambio en tu casa pero no sabes muy bien por dónde empezar una buena idea puede ser empezar a guardar los botes de las conservas, la mermelada o las legumbres y empezar a darles un uso un poquito más artístico, hazlo tú mismo (DIY).

Con un poco de imaginación y unos cuantos recipientes de cristal podemos dar un vuelco a la decoración de nuestro, a continuación te explicamos cómo:

Pasos previos

  • Busca en los armarios tarros vacíos a los que no estés dando utilidad o que puedan ser sustituidos por otros más pequeños y eficientes.
  • Decide cómo quieres decorar tu tarro, en qué parte de la casa y qué uso quieres darle.
  • Escoge los complementos adecuados: lazos, cintas, gomas, adhesivo, tijeras, rotulador, pegamento….
  • Limpia en profundidad los tarros que finalmente hayas escogido, tanto por dentro como por fuera.

¿Qué hacer con un tarro de cristal?

Lo parezca o no, las posibilidades que ofrecen los tarros de cristal a la hora de ser reutilizados son casi infinitas. Algunos de sus usos más comunes son: 

  • Candelabro: es tan sencillo como rellenar el tarro con agua hasta un poco más de la mitad, colocar en el centro una pequeña velita flotante y finalmente decorar el tarro a nuestro gusto, por ejemplo con telas, un lacito, dibujos, etc.
  • Jarrones: en primer lugar decoraremos el tarro según nuestro gusto y también dependiendo de qué vayamos a introducir en el jarrón, después simplemente colocaremos las flores.
  • Portalápices: para darle un toque más divertido a nuestro escritorio o despacho podemos decorar nuestro tarro con botones, lazos, etc y finalmente rellenarlo con los lápices, bolígrafos y pinturas que más utilicemos.tarro-huevos-peque
  • Hucha: es realmente sencillo convertir un tarro en una hucha, tan sencillo como meter dinero dentro del bote. Decóralo a tu gusto, ponle la tapa para no tocar ese dinero, que pueden ser desde los céntimos que te sobran por comprar el pan a todo el dinero suelto que tanto te pesa en la cartera. Otra posibilidad es hacerle una abertura a la tapa y pegarla al tarro para que sea más sencillo echar el dinero y no tanto sacarlo del bote.
  • Marcos de fotos: sí, como lo leéis, en marcos de fotos. Lo único que necesitaréis es un tarro, la fotografía que queráis introducir y una regla. Podéis añadir decoración la decoración que prefiráis, como por ejemplo piedras o pétalos de flor. Con la regla mediremos la altura del tarro y la de la fotografía para asegurarnos de que sea la misma altura que la fotografía. Si no es así la recortaremos para que tengan la misma medida. Introduciremos la fotografía un poco curvada en el tarro y le daremos forma. La manualidad será mucho más espectacular si se hace con varias fotografías y tarros o botellas de cristal de distintos tamaños.
  • Guardar los ingredientes de una receta sencilla: los ingredientes de las cookies, de la pizza o de la pasta. Podemos introducir en tarros las cantidades exactas de ingredientes para determinados platos sencillos, de este modo podremos hacer estos platos con los niños y pasar un buen rato con ellos al tiempo que aprenden a cocinar algo nuevo de una forma fácil y divertida 

¿Y tú en qué convertirías un tarro de cristal?