disfraz-bruja-grande

Se acerca Halloween, una fiesta americana que poco a poco ha ido cobrando importancia en España y que a nuestros hijos les encanta porque cada año se disfrazan de una cosa, a cual más terrorífica.

Pero los niños crecen y no sale precisamente rentable comprar cada año un nuevo disfraz porque les queda pequeño o porque no quieren repetir, por eso una buena idea es hacerlos nosotros mismos, de esa forma además de ser tremendamente originales y ahorrarnos un poquito de dinero, podremos ir adaptándolos al crecimiento de nuestros hijos, y también a sus gustos.

Algunos disfraces de Halloween que dan mucho miedo y no lleva demasiado tiempo hacer son:

  • Disfraz de bruja: una falta de tul o tutú es fácil de encontrar en cualquier tienda, muy barata y sirve prácticamente para cualquier disfraz de niña. En este caso al tratarse de un disfraz de bruja es mejor si el color es oscuro, negro o morado. El gorro podemos hacerlo con ella en casa y decorarlo a nuestro gusto, la parte de arriba será simplemente una camiseta de manga larga oscura y unos leggings a juego que también podemos decorar y una escoba de las que usaban antes nuestras abuelas. Y ya tenemos nuestro disfraz de bruja. 
  • Disfraz de calabaza: disfrazar a un bebé es una de las cosas más sencillas que hay y si es de calabaza todavía más. Ponle un body blanco y decóralo con motivos terroríficos, después corta la parte superior de una calabaza, límpiala bien y déjala secar un poco. Una vez limpia y seca se la podemos poner a nuestro bebé como sombrero, más que nada para las fotos.bebe-disfraz-peque
  • Disfraz de pirata: con una camiseta de rayas y unos pantalones negros ya tenemos prácticamente medio disfraz hecho. Añádele un chaleco y haz a mano el sombrero y el parche. Para la espada puedes utilizar cartón y pinturas.
  • Disfraz de vampiro: las criaturas de la noche no se complican mucho, su color es el negro. Para disfrazarse de vampiro solo necesitaremos ropa negra y una capa. El maquillaje será blanco para la cara, negro para los ojos y rojo sangre para la boca. Los colmillos los podemos comprar o bien dibujar en la cara también.
  • Disfraz de Frankestein: este disfraz también es realmente sencillo de hacer, necesitaremos una chaqueta del mismo color que el pantalón que llevemos y mucho maquillaje. En este caso verde para la cara y negro también para las cicatrices. Este disfraz requiere más interpretación que otra cosa puesto que el disfrazado tendrá que andar con las manos extendidas y dando grandes zancadas.
  • Disfraz de La Katrina o muerte mexicana: un disfraz que se ha puesto muy de moda en los últimos años es el de La Katrina, también conocida como “Muerte mexicana”. Para disfrazarse de ella no es necesario ninguna vestimenta determinada, lo importante es la cara. Necesitaremos mucho maquillaje para los tatuajes de los hombros y también para la cara, blanca y con muchísimos dibujos. Podemos utilizar también unas flores para adornar el pelo. El resultado merecerá el esfuerzo.

Esperamos que nuestras ideas os resulten útiles, ¡disfrutad mucho de Halloween con vuestros hijos!