mermelada-fresa-grande

Como ya sabéis la fruta es un elemento imprescindible en nuestra alimentación al tratarse de un alimento rico en agua, fibra, vitaminas y minerales. Lo recomendable es tomar aproximadamente cinco piezas de fruta y verdura a diario.

Aunque lo ideal es consumir la fruta fresca, a veces compramos de más o la compramos un poco más madura de lo que pretendíamos y no podemos evitar que ésta se quede blanda. La fruta muy madura no siempre es apetecible pero no pasa nada porque podemos aprovecharla para hacer muchas otras recetas, entre ellas:

  • Batidos y zumos de frutas naturales: nos aporta las mismas propiedades beneficiosas que la fruta fresca y además podemos mezclarlas y combinarlas, añadir leche para obtener batidos, yogures o alimentos como la bebida de soja para darle otro sabor al batido.
  • Ensaladas: cuando las frutas y verduras están demasiado maduras podemos utilizarlas como ingrediente de nuestras ensaladas.  Algunas frutas que funcionan muy bien en las ensaladas son la manzana, la naranja, el melón o las fresas. También podemos añadir fruta a otro tipo de ensaladas como la de pasta o la de arroz.
  • Guisos: aunque no es tan habitual, la fruta madura también se puede utilizar tanto para enriquecer como para potenciar el sabor de nuestros guisos y sofritos.
  • Almíbar: aunque los más conocidos son el melocotón y la piña, el almíbar es un elemento que se puede utilizar con cualquier tipo de fruta. Para su elaboración utilizaremos azúcar, edulcorante, sirope, etc. Además del melocotón y la piña otras frutas que funciona muy bien como almíbar son los higos, los albaricoques o las peras. Algunas frutas realzan su sabor con almíbares de vinos, algo que pasa por ejemplo con las peras o los higos.
  • Mermelada: una de las mejores maneras de aprovechar la fruta madura es convirtiéndola en mermelada. Con la mermelada o compota acompañaremos postres, platos de carne, pescado e incluso verduras. El contraste de salado y dulce resaltará el sabor de la carne o el pescado, lo que le dará al plato un sabor delicioso.ensalada-peque
  • Macedonia: una macedonia es un postre delicioso formado por un montón de frutas distintas. Para hacer una macedonia cortaremos la fruta en trozos muy pequeños intentando mezclar frutas ácidas y dulces para obtener un contraste de sabores. Una buena idea es añadir también frutos secos o regar la macedonia con zumos como el de naranja. Si hay niños pequeños es mejor no añadir los frutos secos para evitar problemas de atragantamiento o posibles alergias.
  • Puré: el puré de distintas frutas se puede utilizar tanto como acompañamiento de platos de carne como para rellenar masas dulces, preparar galletas o panes. En el caso de la mermelada de tomate se puede conservar en tarros durante mucho tiempo así que podemos hacer bastante cantidad ya que nos durará mucho tiempo sin estropearse.
  • Bizcochos: para aprovechar la fruta madura la utilizaremos en bizcochos y tartas como una tarta de manzana o un bizcocho.
  • Congelar la fruta: no es muy recomendable cuando está muy madura pero congelar la fruta es una buena opción cuando ésta empieza a reblandecerse y así frenaremos su proceso de maduración.