nina-grande

Aunque todos los días son un buen momento para demostrarle a papá cuanto le queremos, el Día del Padre es el momento perfecto para hacer cosas por él, hacerle sentir lo especial que es para nosotros.

Ya sea con una manualidad, preparándole un desayuno increíblemente sano y delicioso o encargándonos del postre nosotros mismos.gelatina-almendras

En realidad papá estará contento con cualquier detalle que tengamos con él, eso seguro, pero si cocinamos para él algo delicioso y además tremendamente sano también nos estaremos preocupando por su salud, porque siempre esté tan bien como ahora.

Estas cinco ideas de postres por fruta te ayudarán a conseguir sorprenderle de la forma más saludable y además son tan sencillos que los podremos hacer casi sin ayuda:

  1. Gelatina de almendras con frutas: la gelatina es un postre que le gusta a todo el mundo, niños y mayores, aún más si lleva fruta natural. Para prepararla necesitaremos una lata de leche condensada, dos latas de leche evaporada, media taza de almendra, tres sobres de grenetina sin sabor y dos cucharadas de agua. Lo primero que haremos será hidratar la grenetina en el agua y deshacerla bien, luego mezclaremos la leche evaporada con la leche condenada, las almendras y la grenetina. Después engrasaremos un molde, añadiremos la mezcla y dejaremos que cuaje en el frigorífico. Cuando la desmoldemos añadiremos las frutas que prefiramos para decorar, por ejemplo fresas y melocotón.batido-natural
  2. Batido natural tropical: refrescante y delicioso, el batido natural es una opción fácil de preparar que encanta a todo el mundo porque podemos añadir las frutas que prefiramos. En este caso utilizaremos una rodaja de piña, dos kiwis, medio aguacate, un vaso de zumo de piña azúcar y canela. Cortaremos y pelaremos la fruta, le añadiremos azúcar y canela y luego la trituraremos con la batidora y lo dejaremos enfriar en el frigorífico. Al servir el batido añadiremos al vaso trozos de piña y kiwi.
  3. Crêpes con fresas: este postre francés es conocido mundialmente y se compara en muchas ocasiones con las tortitas norteamericanas. Más fino y grande, el crepe ofrece muchas posibilidades puesto que se puede rellenar tanto de alimentos dulces como salados y seguirá estando igual de bueno. Para hacer los crepes utilizaremos tres huecos, una taza de harina, un poco de sal, una taza de leche, dos cucharadas de mantequilla. Batiremos los huevos y añadiremos la harina y la sal hasta conseguir una masa homogénea. Luego añadiremos poco a poco la leche y el agua y batiremos. Lo dejamos reposar un poco y después vamos poniéndolo a cacitos en la sartén. Una vez cocinados los crepes los rellenaremos con nata y fresas cortadas en trocitos.crepe
  4. Brochetas de frutas: ideal para hacerlo los más peques de la casa, simplemente necesitamos palos de pincho moruno y escoger nuestras frutas favoritas, que cortaremos y meteremos en los palos con el orden que prefiramos.
  5. Bizcocho de limón: seguramente uno de los postres más ricos y a la vez sencillos de hacer sea el bizcocho de limón, que curiosamente es un postre muy popular en todo el mundo aunque en cada zona recibe un nombre distinto. En Argentina, Uruguay o Ecuador es conocido como bizcochuelo mientras que en otros países latinoamericanos se le conoce como queque. Para hacerlo necesitaremos tres huevos, un sobre de levadura en polvo, un yogur de limón, 250 gramos de azúcar, 375 gramos de harina, 125 ml de aceite de oliva y la ralladura de un limón. Calentamos el horno y mientras batimos los huevos en un bol al que añadimos azúcar, yogur, aceite, ralladura de un limón y la harina y la levadura. Bate todos los ingredientes hasta que quede una masa homogénea. Viértelo en el molde y hornea durante 40-45 minutos a 180 grados. Cuando se temple desmóldalo y añade las frutas que prefieras, por ejemplo moras,  frambuesas…

bizcocho