sandia-grande-

La llegada del buen tiempo suele traer consigo el aumento de la práctica del deporte en general y del deporte al aire libre en particular. Nadar, hacer surf, bucear…todos estos deportes que el buen tiempo nos permite practicar en el agua también tienen en común que suponen un desgaste físico de nuestro cuerpo.

Nuestros músculos se someten a un trabajo intenso al que no estamos acostumbrados, lo que hace que nada más terminar el ejercicio nos sintamos un poco débiles. Para ayudar a nuestra recuperación muscular después del ejercicio al tiempo que nos sentimos un poco mejor lo que debemos hacer es reponer las sales minerales que hemos perdido con el sudor y la glucosa para recuperar la energía.

¿Qué es lo que debemos tomar entonces? Aunque la leche y sus derivados son una buena opción sin duda la fruta es la mejor. Pero, ¿qué fruta?, ¿todas las frutas?.

Las frutas más recomendables para recuperarnos de una sesión de deporte sin duda son:

platano-peque

  • Plátano: el plátano es sin duda uno de los mejores alimentos que existen para nuestro cuerpo después de hacer ejercicio. Su alto contenido en azúcar nos ayuda a reponer la glucosa que hemos perdido y además nos da mucha energía. Es un alimento fácil de asimilar que el organismo digiere muy bien. Es una fruta que además es rica en hidrato de carbono y potasio, lo que la convierte en una buena opción de cara a entrenamientos porque consigue que los músculos respondan rápidamente y evita calambres musculares.
  • Naranja: como ya sabemos la naranja es una fruta con mucho contenido en vitamina C, lo que la convierte en una excelente opción para después de un entrenamiento porque nos ayuda a evacuar los radicales libres y otros residuos tóxicos del torrente sanguíneo. Ayuda igualmente a reparar los tejidos y fortalecer el sistema inmune, y además contiene mucha agua, por lo que al mismo tiempo nos hidrata.
  • Mango: esta fruta exótica también es un alimento muy bueno para tomar después de practicar deporte por su alto contenido en magnesio y vitaminas A y C. Su índice glucémico es muy alto, lo que agiliza los procesos de recuperación física y nos aporta minerales como el zinc, potasio, hierro, yodo, sodio, fósforo o vitaminas.
  • Melón: se aconseja el consumo de una fruta como el melón después de realizar un ejercicio intenso porque gracias a su elevada cantidad de agua hidrata nuestro cuerpo de una forma más fácil y rápida. Repone también los electronlitos,naranja-pequeevitando que suframos calambres y recuperando rápidamente los músculos. El melón amarillo contiene además provitamina A y antioxidantes, que son muy beneficiosos para nuestra piel. Hidratante, con potasio y propiedades diuréticas, es una fruta muy baja en calorías que digeriremos fácil y rápidamente.
  • Sandía: el componente que convierte a la sandía en una buena opción de alimento después de realizar un ejercicio físico intenso es uno de sus componentes, el licopeno. Se trata de un poderoso antioxidante que ayuda a eliminar los radicales libres. Su altísima cantidad de agua la convierte asimismo en una fruta excelente para un post entrenamiento al hidratarnos. Adicionalmente, sus propiedades diuréticas aumentan la producción de orina y al hacerlo se eliminan más toxinas. Promueve también la recuperación muscular al evacuar los componentes que contaminan el torrente sanguíneo y su alto contenido en fructosa nos ayuda a recuperarnos rápidamente y mantener un nivel de glucemia en sangre normal.