copa-vino-grande

Aunque el vino es una bebida que conocemos desde siempre y hemos visto beber en casa tanto a nuestros padres como a nuestros abuelos, es cierto que en los últimos años se ha puesto especialmente de moda. Catas, visitas a bodegas, maridajes…son términos que poco a poco empiezan a sonarnos y a parecernos cotidianos.

En el artículo de hoy hablamos sobre algunas afirmaciones que siempre se han hecho sobre el vino y que son totalmente falsas:

  1. corcho-pequeSi cuesta menos de 20 euros es un vino malo: aunque lo lógico es pensar que un producto es de mejor calidad cuanto más caro es lo cierto es que eso no siempre es cierto. En España en concreto podemos encontrar vinos muy buenos por menos de 10 euros y lo cierto es que los que superan los 20 euros lo hacen por considerarse producto de lujo y llevarañadida la exclusividad, el marketing, la publicidad. Curiosamente, aunque sea así, nuestro cerebro piensa lo contrario. Diversos estudios han comprobado como el simple hecho de que un vino sea más caro nos hace pensar inmediatamente que es mejor y estamos tan seguros de ello que esa sensación puede crear un efecto placebo en el cerebro que nos haga saborearlo de otra forma y efectivamente parecernos más bueno.
  2. El vino tinto es para carne y el blanco para pescado: es sin duda uno de los tópicos más extendidos de todos pero de nuevo es falso puesto que aunque en principio es cierto que el vino tinto va mejor con los platos fuertes y el blanco con los suaves, esta norma varía mucho según el plato y el tipo de vino del que se trate. La clave para encontrar la mejor combinación reside en conseguir que el vino potencie el sabor de la comida y viceversa.barril-peque
  3. El vino es mejor cuantos más años tiene: mucha gente opina que cuento más tiempo pase un vino en su barrica más bueno será pero lo cierto es que la madera es solo uno más de todos los atributos del vino. Aunque es cierto que la madera aporta muchos elementos al vino, también le quita otros. Por otra parte, dejar más o menos tiempo un vino en la bodega en muchas ocasiones no garantiza que el vino mejore puesto que a día de hoy la mayoría del os vinos se venden pensando en que sean consumidos durante los tres años siguientes a su venta y en realidad no mejoran con el tiempo sino que muchas veces incluso pasa todo lo contrario.
  4. El tapón del vino siempre tiene que ser de corcho: es cierto que son muchos los vinos que llevan tapón de corcho pero lo cierto es que muchísimos pueden llevar sin problema tapón de rosca puesto que aunque es cierto que los de rosca no se pueden utilizar con los vinos añejos porque éstos necesitan determinada oxigenación para madurar, sí pueden utilizarse sin problema en los jóvenes y algunos crianzas. Este tipo de tapón se utiliza especialmente en los vinos californianos, australianos o argentinos.
  5. Todos los vinos se beben mejor fríos: en realidad el vino debe servirse a la temperatura que nos indique la bodega, por ejemplo los vinos con largas crianzas se suelen beber más calientes, en torno a los 18 grados mientras que el vino blanco se sirve más frío, entre los 6 y los 8 grados. 

vino-beber-verano