vida-sana-grande

La llegada del buen tiempo y el hecho de que el verano ya está a la vuelta de la esquina vuelven a motivar a mucha gente a ponerse a dieta y hacer una vida sana. Aunque no nos engañemos, lo idea sería mantenerla para no darse la paliza sólo unos meses antes de verano. Los hábitos saludables tienen que adquirirse y mantenerse para que funcionen, se tarda un mes en adquirir un nuevo hábito, pero por desgracia olvidarlo es mucho más rápido. 

Por eso desde Fashion Fruit queremos ayudarte con estas pautas de vida saludable fáciles que queremos que conviertas en un hábito en vuestro día a día para siempre.

  1. Bebe mucha agua: uno de los hábitos más sanos es beber mucho agua, lo ideal son 8 vasos al día. Beber agua limpia nuestro organismo, eliminando las toxinas. Bebiendo agua digerimos mejor los alimentos, nuestro metabolismo funciona más rápido y además mejora el aspecto tanto de nuestro cabello como de nuestra piel.agua-fuente-peque
  2. 5 al día: la alimentación es clave para sentirnos bien con nuestro cuerpo. Lo ideal es que consumamos cada día cinco raciones de frutas y verduras, bien en ensaladas, macedonias, almorzando o merendando fruta…para conseguirlo de una manera sencilla y ordenada podemos diseñar un menú semanal y poner especial atención a los alimentos y a las cantidades que utilizamos. La lista de la compra la haremos a partir de ese menú. Cuando nos sentemos a comer lo haremos despacio, masticando bien los alimentos y comiendo hasta saciarnos, no terminar con la sensación de haber comido de más. Si se puede es mejor comer acompañado, nos relajamos más y  estrechamos relaciones.
  3. Haz ejercicio de forma regular: practicar algún tipo de actividad física varias veces a la semana es indispensable para mantenernos sanos. No es necesario que sea un ejercicio que nos suponga mucho esfuerzo, basta con que caminemos a diario y levantemos algo de peso de forma frecuente. Llevar un estilo de vida activo nos ayuda a mantenernos ágiles, fortalece nuestros músculos y también mejora nuestra capacidad funcional, reduciendo el riesgo de sufrir posibles caídas. El ejercicio físico mejora también nuestro bienestar mental, reduciendo la ansiedad y el estrés.melocoton-peque
  4. Consume alimentos que contengan fibra: las dietas ricas en fibra consiguen reducir las probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares y protegen nuestro organismo. Alimentos ricos en fibra son las frutas, las verduras y hortalizas, las legumbres y los cereales integrales. Consumir 25 gramos de fibra al día es todo lo que necesita nuestro organismo para funcionar como un reloj, manteniendo los niveles de colesterol óptimos.
  5. Toma menos sal: consumir demasiado sodio propicia la retención de agua y aumenta la presión arterial, por eso lo mejor es que nos controlemos a la hora de consumir sal. Disminuye poco a poco la sal en tus comidas sustituyéndola por otros condimentos o escogiendo comidas que lleven poca sal de por sí.
  6. Duerme 8 horas al día: dormir bien es necesario para que funcionemos bien en el día a día, debemos respetar las horas de sueño porque es cuando nuestro cuerpo se recupera de la actividad del día. Descansar es una prioridad, necesario para mantenerte sano y con energía.
  7. Acaba con los vicios: el consumo de tabaco y la ingesta de alcohol son dos vicios que solamente nos perjudican, reemplaza estos malos hábitos por otros saludables, lo notarás mucho a corto plazo y tu cuerpo te lo agradecerá con el paso del tiempo también.dormir-peque
  8. Mantente en tu peso: ni aumentar de peso ni perderlo rápidamente son tendencias recomendables para tu organismo. No es necesario que recurras a pastillas o a la dieta de moda para bajar esos kilos de más que tanto te molestas, simplemente cumple con ciertos hábitos saludables como los que recomendamos en este artículo para lograr esa figura que tanto deseas.
  9. Reduce el estrés: por desgracia vivimos en una sociedad caracteriza por las prisas y el estrés, tanto es así que el estrés es ya conocido como “el mal del siglo”. Esta dolencia perjudica mucho nuestra salud tanto emocional como física y por eso debemos aprender a manejarlo, bien con ejercicios como el yoga o adquiriendo algún hábito que nos transmite tranquilidad, como puede ser la jardinería.
  10. Adiós a la fast food: la comida basura está compuesta por grasas saturadas o trans, hasta 1/3 parte del producto es grasa. Este tipo de alimentos son la bollería industrial, los precocinados como la pizza y también algunos aperitivos como las patatas fritas. Intentemos dejar de consumir estos alimentos todo lo posible.